! DESPIERTA TU POTENCIAL ¡ Teléfono (+34) 965 760 777 secretaria@paramita.org

Meditaciones guiadas cortas: Sumérgete en 10 y 3 minutos de paz

Estas dos meditaciones guiadas cortas son perfectas para descubrir los beneficios de meditar. Y si eres principiante, su duración es ideal para que empieces a practicar a diario. Los grandes maestros recomiendan sesiones cortas e intensas, por lo que la meditación de 10 minutos te bastará para empezar a cambiar tu mente y cerebro, y con la de 3 podrás mantener sus efectos en la vida cotidiana.

Puedes escuchar sus audios en Youtube, descargarlos o leer sus instrucciones en pdf: 10 minutos y 3 minutos.

Por qué una meditación corta es ideal para principiantes

Hay dos motivos:

1) Calidad > Cantidad

Es una cuestión práctica: cuando estamos aprendiendo algo, es mejor empezar poco a poco. La meditación es un entrenamiento mental, y por eso tenemos que practicarlo gradualmente. 

Empezar a meditar 40 minutos al día puede parecer muy valiente, pero lo más seguro es que terminemos las sesiones agotados y no tardemos en abandonar. Por eso, todos los manuales clásicos de meditación recomiendan que, cuando nos iniciamos en la meditación, las sesiones sean:

  • cortas
  • intensas
  • varias al día (si es posible).

Buscamos calidad, no cantidad. Es más beneficioso meditar dos o tres veces al día durante 10 minutos que hacer una sola meditación de media hora en la que, a partir del minuto 20 estemos agotados y abrumados por los pensamientos. Y si no podemos hacer varias sesiones, una de 10 minutos bastará para hacernos notar los beneficios.

2) La agenda (todavía) manda

La meditación reduce el estrés, y por eso muchos empezamos a meditar. Pero nos encontramos ante un problema: tenemos una agenda tan apretada que apenas podemos incluir una actividad más, y especialmente si es tan (¡aparentemente!) poco productiva como la meditación. 

Con tantas obligaciones, ¿quién puede sacar 30 minutos diarios para meditar?

Simple: quien ya ha experimentado los beneficios de la meditación. Y el secreto para obtenerlos es empezar ya. Seamos quienes seamos, estemos donde estemos, tengamos la agenda y las obligaciones que tengamos: todos tenemos 10 minutos. Todos. 

Asearse a diario toma como mínimo ese tiempo, y no lo saltamos nunca. Entonces, ¿por qué no invertir unos pocos minutos en cuidar de nuestra mente? 

Tan pronto como lo hagamos notaremos la diferencia. 

Andy Puddicombe lo explica de lujo en esta popular charla TED (¡y hace malabares en ella!)

La postura ideal para meditar

Antes de reproducir la meditación, siéntate en una silla, sobre tu cama o en un cojín. Lo más importante es que la postura:

  • sea cómoda y relajada
  • te permita mantener la espalda erguida

A continuación, cierra suavemente los párpados y toma varias respiraciones profundas. Con cada exhalación, relaja el cuerpo y suelta toda la tensión física y mental. 

Ya estás preparado para meditar.

(Y si quieres profundizar, hemos dedicado este artículo solo a la postura correcta de meditación.)

 

7 trucos para aprovechar la práctica

Como la sesión es corta, puedes practicarla en cualquier momento y lugar. Por eso, y para potenciarla, te recomendamos lo siguiente:

  1. Medita en un lugar tranquilo
  2. Asegúrate de que nadie te interrumpe (en persona o por teléfono)
  3. Viste ropa tan cómoda como sea posible (por ejemplo, aflójate el cinturón)
  4. Si tienes sueño, bebe un poco de té o café antes de practicar
  5. Si estás agitado, haz un poco de ejercicio o respira profundo
  6. Evita meditar después de las comidas: el sopor será un obstáculo
  7. Aliña el día con píldoras de relajación (ver el siguiente apartado)

Los 10 minutos de la meditación anterior nos ayudan a reducir el estrés y calmar la mente. Pero para mantener la paz interior necesitamos extender la práctica al resto del día. ¿Y cómo lo hacemos?

Con píldoras de 3 minutos como la que te ofrecemos. En ella se condensan las claves de las sesiones más largas y sirven como un tratamiento de choque de la ansiedad. Y como las instrucciones son tan fáciles, podrás practicarla en cualquier situación sin necesidad de escucharla.

    Cómo potenciar esta (y cualquier otra) meditación guiada

    La práctica es la madre de la perfección. Sin embargo, contar con la experiencia y consejos de un maestro marca la diferencia entre un aficionado y quien de verdad transforma su mente.

    Por eso, desde Paramita te ofrecemos nuestros cursos online gratuitos. En cada lección, Lama Rinchen Gyaltsen:

    • explica las claves de la meditación
    • muestra cómo superar los obstáculos
    • dirige una meditación guiada
    • resuelve las dudas de los estudiantes.

    Los cursos no requieren experiencia previa y son ideales tanto para principiantes como para personas que meditan desde hace más tiempo. Solo hay un requisito: tener ganas de iniciarse en la meditación.