! DESPIERTA TU POTENCIAL ¡ Teléfono (+34) 965 760 777 secretaria@paramita.org

Práctica de Tara con Mantras

Meditar, ser una persona de principios y hacer yoga varias veces por semana son excelentes vías de desarrollo espiritual, pero siempre queda la sensación como de que, no sé, tiene que haber algo más.

Porque la práctica espiritual es un trabajo interno y personal, sí.

Pero cuanto más avances, más te vas a dar cuenta de que las sincronicidades, los déjà vu y los golpes de suerte pueden tener una explicación más allá de la simple casualidad.

Por no hablar de la necesidad de inspiración que a todos nos hace falta cuando nos sentimos estancados, solos, con miedo, faltos de motivación o abrumados por las dificultades.

O de la ventaja que supone meditar en grupo, haciendo una práctica en la que el cuerpo, la palabra y la mente de todos los participantes se armonizan en un hermoso y poderoso caudal. 

Para atender a todo esto, los meditadores del budismo tibetano cuentan con un recurso extraordinario:

La práctica de Tara.

La práctica de la Buddha femenina famosa por su rapidez en ayudar a los practicantes y de dotarlos con la valentía necesaria para afrontar cualquier desafío. 

La práctica que hacen siete días a la semana en los monasterios tibetanos por su poder de eliminar obstáculos externos e internos en el camino espiritual.

La práctica que, desde hace un milenio, todos los grandes maestros han incluido en su rutina personal por su sencillez y eficacia.

Ahora.

Como te puedes imaginar, esta práctica es un poco diferente a la meditación a la que estás acostumbrado.

Por eso, la mayoría de personas la suele descartar de inmediato, pensando que es una forma de:

  • teísmo
  • panteísmo
  • o incluso chamanismo. 

Si esas palabras (o similares) están cruzando tu mente ahora mismo, no te preocupes. 

Todos tenemos más o menos resistencias a cualquier cosa que huela a entidades superiores, deidades de colores y cortes celestiales. 

Y me atrevería a decir que, los que llegamos a la meditación y el budismo, tenemos aún más.

Es normal. 

De hecho, es una etapa sana y necesaria.

Porque para descubrir la espiritualidad trascendental que ofrece el budismo tibetano, primero tenemos que soltar la presentación ortodoxa de la religión convencional.

La idea de que tú y la divinidad sois diferentes.

Verás.

La divinidad está dentro de ti. Y también fuera.

Tara, como todos los demás buddhas, es tres cosas al mismo tiempo. 

* Tara es un ser iluminado que existe ahí afuera, en el mundo, y que está comprometida a ayudar a todos los seres. No es omnipotente (de serlo, ya estaríamos todos iluminados), pero sí tiene un poder extraordinario de hacer que sucedan cosas, dentro y fuera de ti. 

* Tara representa tus cualidades iluminadas, o por decirlo de otra manera, es una manera inspiradora (casi como un arquetipo) de representar la valentía, la compasión y la sabiduría ilimitadas que hay en tu interior. 

* Tara es la esencia de tu mente, y esto ya son palabras mayores. El problema es que estamos tan acostumbrados a las formas y los colores que cualquier cosa diferente nos parece místico. Por eso, Tara es la forma que adopta esa esencia al plasmarse ante la mirada humana. Como la luz blanca de un proyector al pasar por los fotogramas, vaya.

Con eso aclarado, puede que te haya surgido una duda.

¿Y esto qué tiene que ver con la meditación?

Buena pregunta.
La práctica de Tara es una meditación guiada en la que estarás desarrollándote a tres niveles:
1. abrirte a recibir la ayuda de la Buddha Tara
2. despertar tus cualidades internas
3. avanzar hacia la iluminación.
Y para hacerlo se utilizan, sobre todo, tres técnicas:

* Recitar oraciones
Es muy importante que tengas claro algo desde el principio: las oraciones solo son una excusa para desarrollar estados internos. Repetir como un loro sirve de poco. Las frases están ahí para inspirarte, para llenarte de admiración, encanto y alegría. 

* Hacer visualizaciones
O lo que es lo mismo, hacer que tu objeto de atención sea uno mental, en el que das forma a las evocadoras imágenes que el texto va describiendo. 

* Meditar en el mantra de Tara
Es decir, utilizar su sonido como tu objeto de meditación. al que vuelves cada vez que te distraes y en cuya vibración dejas que tu mente se revitalice. (Eso sí, con susurrar es suficiente, no hace falta cantar).

También contarás con el acompañamiento de la ven. Pema, la encargada de dirigir la sesión e ir explicando cada una de sus fases con la claridad y el entusiasmo que la caracterizan.

Todos los domingos, en directo, dos sesiones:
1.ª 10 h a 11:15 h (hora España, UTC+1)
2.ª 10 a 11:15 h (hora Argentina, UTC-3).

Y si no puedes estar en ninguna, no pasa nada.
El siguiente domingo se volverán a celebrar.

Entonces, ¿qué puedo esperar de la práctica de Tara?

Nuestro consejo es simple: 

Trata de disfrutar de cada sesión, sin expectativas.

Experimenta con todo lo que te ofrece y suelta cualquier pretensión de hacerlo perfecto. 

Esta práctica, como todo en la vida, es un aprendizaje. 

Y como en todo aprendizaje, se avanza más cuando dejas de enfocarte en los resultados y te permites saborear el proceso.

Así que no te preocupes si te cuesta pronunciar algunas palabras, imitar los gestos, mantener la concentración o sentir devoción por una deidad que todavía te resulta ajena.

Es normal. 

Ve poco a poco, semana a semana.

Disfruta del proceso.

Y Tara, la de fuera y la de dentro, se encargará del resto.

Vale, ¿cómo lo hacemos?

Queremos que estos encuentros te resulten un espacio lo más íntimo posible, así que lo vamos a organizar de la siguiente manera:

Todas las sesiones se emitirán por Zoom, viéndonos los unos a los otros (quien quiera encender su cámara, claro).

1.ª sesión, emitida a las 10:00 (España, UTC+1):

  • Tema: Tara por Zoom
  • Enlace a la reunión (el mismo para todos los domingos) (nuevo desde el 22 de nov)
    ID de reunión: 991 1983 4392
    Código de acceso: 422776

2.ª sesión, emitida 4 horas después, a las 10:00 (Argentina, UTC-3) (las 14:00 de España)

  • Tema: Puya 4 mandalas de Tara
  • Enlace a la reunión (el mismo para todos los domingos)
  • ID de reunión: 825 3508 7651
  • Código de acceso: 1182

El texto de la práctica lo puedes descargar aquí (PDF) ».

Que lo disfrutes.

 

Ah, y una cosa más.

Como ves, estas sesiones son gratuitas (y estamos encantados de que puedan serlo).

Estos temas deberían estar al alcance de todo el mundo, sin importar su situación económica.

Esa es, en pocas palabras, nuestra misión como Fundación.

Quizá sepas que la mayoría de nuestros ingresos vienen de los cursos y retiros presenciales que organizamos en nuestro centro de Alicante.

O, mejor dicho, que organizábamos en nuestro centro de Alicante.

Con la situación sanitaria hemos tenido que adaptar toda la programación al formato en línea, así que ahora nuestros ingresos se limitan al apoyo mensual de los Amigos de la Fundación y un par de cursos online.

Es algo, pero no tanto como hace falta.

Porque en el mundo hay mucha necesidad de paz interna, de equilibrio emocional y de altruismo.

Y queremos estar ahí para ofrecer lo que mejor sabemos hacer.

Por eso, si valoras nuestra labor y quieres ayudarnos a estar ahí para muchas otras personas, te animamos a apoyarnos del modo que prefieras:

Gracias por tu interés en hacer de este mundo un lugar mejor, empezando por ti mismo.