Tradición Sakya

Tradición Sakya

La Tradición Sakya figura como una de la cuatro escuelas del budismo Tibetano. Sakya significa “tierra clara” en tibetano, y la tradición toma su nombre de su primer monasterio fundado en 1073 por Konchog Gyalpo, en las faldas de una montaña sobre tierra blanquecina en el centro de Tibet. El liderazgo se pasó a sus descendientes donde se destacan los primeros cinco como los fundadores de la tradición y responsables de elevarla a una posición de prominencia en la vida religiosa y cultural del Tíbet: Sachen Kunga Nyingpo (1092-1158); Sonam Tsemo (1142-1182); Drakpa Gyaltsen (1147-1216); Sakya Pandita (1182-1251), y Chogyal Phakpa (1235-1280). Ngawang Kunga es el actual cabeza espiritual, el 41 “Sakya Trizin” o sostenedor del linaje Sakya y un descendiente directo de los fundadores.

La tradición Sakya se destaca por su filosofía precisa y se la conoce como el linaje de Mañjushri, el buddha de la sabiduría, y también por una recopilación vasta de los tantras de todas las tradiciones. Aunque la tradición Sakya sostiene una cantidad innumerable de prácticas, su sistema meditativo cardinal tiene su origen en el Majasiddha Virupa del siglo IX, quien desveló un camino exotérico llamado Tres Visiones y un camino esotérico denominado Tres Tantras como una tradición completa para lograr la budeidad; conocido en la actualidad como el Lamdre, El camino y su fruto. Las Tres Visiones sirve como manual de meditación, detallando el camino gradual. Los Tres Tantras explican el camino mantrayana basándose en el Buddha Hevajra. En la actualidad, la tradición Sakya florece principalmente en exilio en el norte de la India con centros de estudio y meditación en varios países del mundo.

Conocer a los Maestros