! DESPIERTA TU POTENCIAL ¡ Teléfono (+34) 965 760 777 secretaria@paramita.org
Autoestima y el sentido de la vida: Mi propósito es…

Publicado: Oct 29, 2022

¿Pueden nuestro propósito y sentido de vida aportar positivamente a nuestra autopercepción y autoconfianza?, ¿Qué relación hay entre autoestima y sentido de vida?, ¿Qué dicen de nosotros nuestros propósitos? 

La autoestima es como un coautor oculto de nuestras acciones, discernimiento, actitudes y  retos. Es poco sabido, pero el propósito que da sentido a nuestra vida tiene un papel importante en la autopercepción y valoración, y por supuesto, también a la inversa.

1.  La autoestima en la batalla

La autoestima se cuela como coautora en acciones e interacciones cotidianas. ¿A qué me refiero con esto? 

Voy a poner un ejemplo, imagina que un día nos dicen que, por emergencia universal, todos tenemos que ser héroes. Cada quien debe confeccionarse un traje adecuado, encontrar y practicar sus súper poderes … y luchar contra las fuerzas hostiles –intra e interplanetarias, e intra e interpersonales– que obstruyen la paz.

Luchamos por nuestra paz y la paz universal. Pues bien, en las batallas se está cien por ciento implicado y respondiendo a la realidad como se presenta.

Por tanto, si no funcionan los movimientos y las estrategias que estamos utilizando deberíamos intentar otras, e incluso nuevas perspectivas, sin detenernos a recriminar y a cuestionar nuestro valor personal por aquello que no funcionó. 

Si nos caemos, nos levantamos rápidamente y no damos tiempo al enrojecimiento de nuestras mejillas, ni a la vergüenza. Si tenemos que guardar silencio para que no nos oigan cerca, mantenemos atención y vigilancia en lo que ocurre en el presente, en lugar de usar ese tiempo para desaparecer en las opiniones que surgen en el discurso mental sobre lo bien o mal que lo hemos hecho. Y si no utilizamos nuestros súper poderes, perderemos oportunidades y daremos más importancia a las rasgaduras del fenomenal traje de héroe que llevamos puesto que a los pasos que podríamos dar.

Así, la coautoría de la autoestima en el campo de la vida dictaminará unos cuantos términos que nos ayudarán –en mayor, menor o nula medida– cuando tropezamos o percibamos amenazas, en los momentos en que no obtengamos los resultados esperados, cuando la gente no nos trate como queramos, e incluso cuando se nos abran oportunidades. Vale decir, en cada momento en que debemos decidir entre lo que es bueno para nosotros y lo que debemos rechazar.

2.  La relación entre autoestima y sentido de la vida

Como se puede ver, la autoestima mediará nuestra percepción del campo de batalla y de lo que allí transcurre. Influirá en nuestra actitud y despliegue en él, en la constancia y el compromiso que desarrollemos, e incluso afectará el interés que tengamos en la batalla y en su propósito.

Si la obsesión con nuestro autoconcepto, el autojuicio y valor personal nos están robando energía mientras luchamos, iremos perdiendo el foco y debilitándonos en el esfuerzo por aquello que buscamos conseguir. 

El sentido y propósito también influyen en nuestra autoestima. Un reciente estudio sobre sentido de la vida, autoestima y ansiedad frente a la muerte 1 (IN) plantea que el primero cumple cuatro importantes funciones, proporcionando:

    • objetivos vitales
    • valores y normas para la autoevaluación del comportamiento
    • una sensación de control sobre los acontecimientos de la vida, y
    • sentimientos de autoestima

La autoestima representa una valoración global de uno mismo y, por lo tanto, está estrechamente asociada con estas funciones que acabo de mencionar. La valoración que hacen las personas de sí mismas puede mejorarse dando valor a la vida y la búsqueda continua de objetivos. 

De acuerdo con esto, el sentido de la vida tiene un impacto considerable y que no alcanzamos a apreciar; nos da la pauta para actuar y evaluar nuestras acciones en el mundo.

3.  Propósito: más que una meta

Como expone Nathaniel Branden en Los seis pilares de la autoestima (1995, p. 126), «vivir sin propósito es vivir a merced del azar –del acontecimiento fortuito, de la llamada telefónica fortuita, del encuentro casual– porque no tenemos una norma mediante la cual juzgar lo que vale la pena y no vale la pena hacer»

En cambio, «vivir con propósito es utilizar nuestras facultades para la consecución de las metas que hemos elegido […] Lo que importa aquí no es el grado de capacidad productiva de una persona sino la elección de ésta de ejercer las capacidades que posea». (Branden, 1995, p. 126). 

Esto me recuerda un mensaje del ven. Lama Rinchen tan inspirador, que se ha hecho un lindo video ilustrado de esta enseñanza: Tu mejor intento.

Branden nos está diciendo entonces que tener propósito de vida implica ser responsables de nosotros, lo que queramos lograr dependerá de que nos pongamos en acción –un accionar muy consciente–. Y ello, no el resultado propiamente tal, nos permite adquirir confianza, y en la capacidad de desarrollar nuestro potencial.

Por otra parte, nuestro propósito refleja la visión que tenemos de nosotros mismos. Como Branden señala, una de las maneras en que se revela el concepto de uno mismo es el tipo de metas que nos fijamos. El autor plantea, admitiendo que pudiera ser necesaria una interpretación particular según cada contexto, que «si conocemos el tipo de metas que eligen las personas, es mucho lo que podemos saber sobre su visión de sí mismos y sobre lo que consideran posible y adecuado a ellos». (Branden, 1995, p. 126).

Llegado aquí, no puedo evitar referirme a bodhichitta, la aspiración que adoptan los guerreros espirituales –los y las bodhisattvas– de alcanzar la iluminación, el despertar, la perfección de la felicidad, para que todos los seres también la alcancen. Bodhichitta no tiene límites, abarca todo el espacio, tiempo y seres…

¿Te has planteado luchar contra las fuerzas hostiles intra e interplanetarias, y/o intra e interpersonales, por tu paz y la paz universal?

4.  El trasfondo del propósito

¿Te has propuesto desarrollar más perseverancia, por ejemplo, para aprender un instrumento, para entrenar deporte, para meditar, etcétera?, ¿o tener más paciencia para educar a tus hijos o estudiantes… para todo?, ¿o sacar a flote tu potencial de cambio?, ¿o ser más amable contigo mismo y con los demás?

Voy a retomar esta última pregunta –amabilidad– para transmitir un mensaje que me parece importante y que coincide muy bien con la forma en que la plantea Branden. Aquí hablamos de «una amabilidad que no es cuestión de estado de ánimo o de conveniencia. Significa una amabilidad como conducta básica. Está en ti en estado potencial, pero no aparece sin consciencia y disciplina. […] De forma que la amabilidad se convirtiese no solo en una inclinación sino en una meta consciente. Para la autoestima la amabilidad congruente intencionada es una experiencia muy diferente de la amabilidad impulsiva» (Branden, 1995, p. 134).

Esto aplica en general a lo que queramos desarrollar: habilidades, actitudes y estados espirituales, como la bondad y la compasión. Es decir, aquellos propósitos que dan sentido a nuestra vida implicarán metas a conseguir, por ende, no podemos esperar que surjan inicialmente de manera espontánea. 

Y desarrollarlas, transformando “a propósito” algo en nosotros, nos da poder, nos da una especial confianza que viene de la experiencia, pues cuando hemos alcanzado maestría de esas habilidades, actitudes y estados espirituales, podemos recuperarlos a voluntad.

5. Una breve invitación

Si te ha interesado la batalla por tu paz y la paz universal, o la aspiración noble de los guerreros espirituales, te invito a conocer sobre el bodhisattva, el héroe del camino budista majayana, un ser que encarna el amor perfecto y está comprometido con la felicidad de todos los seres.

Un bodhisattva es un ejemplo intachable para quienes aspiran este camino, de un guerrero noble que no carece de duda y pone todo en la batalla, con un corazón que abraza al universo entero. 

Puedes descubrir esto conociendo Las 37 Prácticas de los Bodhisattvas, un curso sin coste y online, impartido por ven. Lama Rinchen, disponible tanto en la página de Paramita como en formato Podcast en nuestro nuevo canal, con capítulos añadidos cada semana.

¿Qué te enorgullece, y cuándo sientes timidez o vergüenza?

¿Piensas que estás perdiendo alguna batalla; qué es lo que realmente estás perdiendo allí?

¿Qué acciones realizas que responden a lo que aspiras y que da sentido a tu vida?

¿Cómo te ves en relación a ti mismo y tus metas, desde la perspectiva de la responsabilidad?

Pia Francisca Houston es psicóloga, terapeuta familiar y psicoterapeuta en el área de la Oncología. También es tutora en Paramita y coordinadora en Grupo Paramita Chile.

Próximos eventos 

Calendario de Eventos

L Lun

M Mar

X Mié

J Jue

V Vie

S Sáb

D Dom

1 evento,

5 eventos,

1 evento,

1 evento,

1 evento,

1 evento,

2 eventos,

1 evento,

1 evento,

1 evento,

1 evento,

1 evento,

1 evento,

2 eventos,

1 evento,

1 evento,

1 evento,

1 evento,

1 evento,

1 evento,

2 eventos,

1 evento,

1 evento,

1 evento,

1 evento,

0 eventos,

1 evento,

1 evento,

0 eventos,

0 eventos,

0 eventos,

0 eventos,

0 eventos,

1 evento,

0 eventos,

3 Comentarios

  1. saucefrondoso

    Me hace replantear. El sentido de las batallas que enfrento. Por un objetivo que tenia claro y con el.tiempo se oscureció y no me había dado cuenta que estoy perdiendo tiempo en mis conflictos internos y perdiendo a girones mi armadura de guerrera valiente y perseverante

  2. cratosw

    Gracias Pía, la autoestima es en cierto modo como percibimos la distancia que nos separa de nuestro yo ideal o mejor versión de nosotros. La mayoría de nosotros podemos mejorar y la práctica de las paramitas nos trae paz, felicidad y sabiduría para gestionar las contingencias.

  3. Sonia Güechà Vega

    Gracias Pía. Te abrazo. Recordarme los ejercicios que propone Nathaniel Branden, es oportuno para mí, en este presente.
    Al recorrer cada párrafo, me sentí dentro de un jardín con lago, aves, flores, árboles y sol.
    Ngawang Jinpa Dolkar.
    Colombia.

Enviar un comentario

Otras publicaciones que podrían interesarte