El error más común (y del que nadie habla) en la meditación de la respiración

 

Meditar es genial, pero es fácil hacerlo mal. Aunque es popular, la meditación de la respiración no es una excepción. Hay tres motivos: desconocer la técnica, ignorar sus detalles y malinterpretar sus síntomas. Las consecuencias tardan, pero cuando llegan, impactan.

Para qué sirve (realmente) la meditación de la respiración

meditacion-de-la-respircion-paz

Su meta es desarrollar una mente lúcida y estable. “Lúcida” significa despierta, consciente de cada detalle. Vivir en alta resolución. “Estable” significa tranquila, concentrada en un punto. Una mente servicial. El estado que las combina se llama shamatha o “calma mental”.

El problema es que la estabilidad suele ocurrir antes de la siesta. Y la lucidez, cuando nuestra mente divaga con anfetamínica torpeza. Estabilidad y sopor, lucidez e hiperactividad: dos cualidades atrapadas en dos extremos. La meditación de la respiración las destila, funde y normaliza el resultado.

Lucidez y estabilidad: delante de tus narices o en el ombligo

¿Cómo lograr lucidez y estabilidad? Primero examinamos hacia qué extremo estamos cayendo, y después lo remediamos ajustando el punto de enfoque. En esta meditación no modificamos la respiración, sino la zona en la que posamos la atención.

Sentir y contar la respiración en el abdomen estabiliza la mente, mientras que el roce fuera de la nariz la despierta. La clave es vigilarla. ¿Sopor? Al roce nasal. ¿Agitación? Al abdomen. ¿Logramos estabilidad? Al roce nasal y sin contar. Esto lo hacemos una y otra vez, como dice el filósofo y místico Shantideva:

Los que a toda costa se esfuerzan en la concentración
han de inspeccionar repetidamente sus mentes,
sin distraerse ni un solo instante,
y preguntarse qué es lo que ahora hace.

Aunque la meta es unir estabilidad y lucidez, eso no devalúa el camino. Los ajustes corrigen nuestros desequilibrios atencionales y emotivos. En meditación, todo suma. Salvo si la practicamos mal. Entonces sí, meditar es perjudicial.

Síntoma malinterpretado, mente dañada

Estancarse en un punto de enfoque. Ese es el gran error.

Alan Wallace me enseñó que afincarnos en el abdomen cuando ya hay estabilidad la enquista en sopor. La mente se espesa: estamos aturdidos, dentro y fuera de la sesión, y perdemos facultades cognitivas. Nos faltaba el brillo de la lucidez.

Lama Rinchen Gyaltsen me advirtió sobre el opuesto. Sin estabilidad, insistir en la lucidez la anaboliza hasta la hipersensibilidad. La gente miente más, insinúa más, codicia más. El mundo es más hostil, y todo nos roza. En realidad, nada ha cambiado, salvo nuestra percepción. Y nos faltaba la serenidad de la estabilidad.

* * *

Aplicar una técnica sin conocerla es como creer que para montar en bicicleta basta con pedalear. Al principio funciona, pero si la usamos a diario necesitamos saber qué son las marchas, la maneta y la leva. Si no, a la mínima nos quedaremos tirados en la carretera. Y culparemos a la bicicleta.

Evité este y otros errores gracias a mis maestros. En julio descubriremos sus fuentes en el retiro sobre Las tres visiones. Es su manual de meditación preferido. ¿El motivo? Sus páginas exponen, para el principiante y el veterano, cada práctica, detalle y resultado.

¿Y tú? ¿Qué otras dificultades has encontrado en tu práctica de la meditación de la respiración? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

 

comentarios

  1. Buddhist from South

    Hola que tal a todos. Tengo algunas dudas con respecto al articulo articulo.

    Que es “enquista en sopor”? Que se genera un estado de sopor por mantener la atencion continua en el movimiento abdominal??
    Luedo dice “El problema es que la estabilidad suele ocurrir antes de la siesta.” De que “siesta”?? Antes de dormir??

    Dice “Estancarse en un punto de enfoque. Ese es el gran error.” Osea, hay que cambiar el foco atencional continuamente??? Alan Wallace no dice eso en su libro The Attention Revolution.

    La instruccion que te dio el Lama Rinchen contradice a las instruccion de Alan Wallace o la complementa?

    “insistir en la lucidez la anaboliza (la incrementa?) hasta la hipersensibilidad.” No entiendo. Se refiere cultivar en exceso el foco de la atenciòn en la sensaciòn tactil del aire en las narinas?
    Sinceramente no experimento ninguno de los sìntomas de “irritabilidad o mal estar descriptos excepto si paso varios dìas en retiro muy enfocado en shamatha

    Me ha costado bastante entender la redaccion del articulo, tampoco recuerdo a Wallace en su libro mencionando estas dos caracteristicas (brillo y estabilidad puesto que el menciona estabilidad, quietud y vigilancia) durante la practica de shamatha. Debeo volver a leerlo mas adelante.

  2. Gerardo Montes Autor Post

    Hola Buddhist from South:

    Gracias por tus comentarios. Te respondo en orden.

    1) Con la “estabilidad se enquista en sopor” quiero decir que, si insistimos en cultivar estabilidad (en el abdomen) sin añadirle el aspecto de lucidez (en las fosas nasales), corremos el riesgo de caer en el extremo del sopor. Estabilidad sin lucidez se vuelve sopor.

    2) Efectivamente, con “antes de la siesta” quiero decir antes de dormir, sea a la hora que sea. (Me estaba tomando una licencia poética.) Los momentos previos al sueño son muy tranquilos, pero no podemos aprovecharlos para desarrollar la mente (por la falta de lucidez).

    3) No hay que cambiar el punto de enfoque constantemente, sino cuando sea necesario. Si detectamos agitación o sopor en mitad de la sesión, corregirlo ajustando el foco.
    Alan Wallace sí menciona esta necesidad de cambiar el foco para lograr estabilidad o lucidez en ‘The Attention Revolution” en las páginas 52 y 53: https://books.google.es/books?id=eSAUUapdbbIC&printsec=frontcover&hl=es#v=onepage&q=Mentally%2C%20the%20initial%20emphasis%20in%20shamatha%20practice%20is%20on%20relaxation&f=false

    4) La instrucción de Lama Rinchen complementa la de Alan Wallace. El primero habla de los peligros de la lucidez sin estabilidad, mientras que el segundo habla de los de la estabilidad sin lucidez. De todas maneras, los dos maestros explicaron ambos riesgos, pero aquí he plasmado la presentación que más me impactó de cada uno.

    5) Así es: enfatizar la lucidez sin haber cultivado antes cierta estabilidad la hace aumentar tanto que nos vuelve hipersensibles. Como bien indicas, esto se ve con rapidez en retiro, pero también cuando se sostiene el error durante muchos meses de práctica diaria en una vida normal (conozco algún caso).

    Por cierto, gracias por la palabra ‘narina’, No la conocía, y me gusta más —por ser más corta— que ‘fosas nasales. La incluyo en mi vocabulario.

    Un saludo y mis mejores deseos con la práctica.

  3. Silvia

    Hola Gerardo. Me pasó durante una meditación sentirme un poco inquieta porque me molestaban las rodillas. Comencé a concentrar mi respiración abdominal y fueron desapareciendo las incomodidades. Gracias por el articulo

  4. Gerardo Montes Autor Post

    Hola Silvia. Me alegro de que te haya sido útil. Gracias a ti por tu interés. ¡Y ánimo con las rodillas!

  5. ubuper

    Muchas gracias Gerardo, este artículo es muy útil para mí, entiendo bien porque Lama Rinchen dice que es muy importante entrenar la atención vigilante, para poder monitorar constantemente las fluctuaciones que tenemos entre los extremos de sopor y agitación, y poner el antídoto adecuado una y otra vez. El sopor para mí es muy duro de vencer, tendrías algún consejo más para el sopor? Muchísimas gracias
    Sara

  6. Gerardo Montes Autor Post

    Hola Ubuper:

    Gracias a ti por escribir y por tu interés.

    Aunque es de perogrullo, te recomiendo que compruebes si estás durmiendo las horas que tu cuerpo necesita.

    Prueba también a hacer microajustes: bajar la temperatura (de la habitación o quitándote capas), hacer comidas menos pesadas y aumentar la luz (de la habitación o visualizándola).

    Y como solución más inmediata, puedes probar a tomar un té antes de meditar. Recién despertado, a mí me va de maravilla.

    Un saludo y ánimo con la práctica.

  7. ubuper

    Muchísimas gracias Gerardo, voy a aplicar estos microajustes en mi rutina meditativa, me parecen muy sensatos y útiles
    Mil gracias, un abrazo
    Sara

  8. Carla Gabriela

    Hola muchas gracias por el artículo, un favor trato de utilizar la técnica de atención en mi abdomen y contar, pero mi mente está muy mal educada y me disperso, intento varias veces, pero me sorprendo otra vez distraida y me frusto por no lograr hacer algo tan básico

  9. Gerardo Montes Autor Post

    Hola Carla:
    Gracias a ti por tu interés. Lo que cuentas es normal: al fin y al cabo, nos enfocamos en el abdomen para aquietar la mente, así que es de esperar que durante unos minutos esté rebelde (especialmente si hemos tenido un día intenso).
    Si la agitación mental es muy grande, puedes probar a invertir más tiempo en la fase de relajación previa a la meditación en sí. Acabo de publicar una entrada sobre una de las más utilizadas: https://www.paramita.org/7-pasos-que-transforman-respiracion-en-tecnica-de-relajacion/

    Ánimo con la práctica.

  10. elena50

    Por supuesto!!!!!!!!!! es precisamente por eso por lo que he leído todo lo que has expuesto sobre el tema; también a practicarlo….. mil gracias.

  11. Joaquín

    Está muy interesante y es muy bueno el retrato de lo que sucede al no prestar atención a estas cosas que mencionas. Pienso que meditar también es una forma de irse un poco de la realidad y debiera ser todo lo contrario, una relajación para más atencion y no, para estar en el sopor o la comodidad.
    Muchas gracias

  12. Gerardo Montes Maroto

    Gracias Alberto y Joaquín por vuestros comentarios.
    Joaquín, comparto lo que dices: la meditación debería ser una herramientas para volvernos más lúcidos, no más autocomplacientes. Un saludo.