Inicia sesión

Se acerca el Monlam: un monzón de bendiciones en Bodhgaya para terminar el año

Se acerca el Monlam Sakya. El 2018 toca a su fin y, mientras hacemos balance de los últimos doce meses, en India se prepara el evento en el que los grandes maestros sakyapas se reúnen para recitar 108 veces la Oración de Samantabhadra, una de las más famosas, bellas y poderosas plegarias del budismo majayana. 
 

Contenidos

  1. ¿Quién es el Bodhisattva Samantabhadra?
  2. ¿En qué consiste su oración?
  3. ¿Y cuáles son sus beneficios?
  4. ¿Cómo se practicaba semejante oración en Tíbet?
  5. ¿Cuándo y dónde es el Monlam Sakya de 2018?

 

1. ¿Quién es el Bodhisattva Samantabhadra?

Samantabhadra es uno de los ocho grandes bodhisattvas. De ellos, Avalokiteshvara, Mañyushri, Vajrapani y Maitreya son los más populares, mientras que Kshitigarbha, Sarvanivaranavishkambhin y Akashagarbha son algo menos conocidos (y difíciles de pronunciar). Todos tienen las mismas características y realizaciones y de acuerdo al vajrayana, todos ya son Buddhas completos, pero cada uno representa un aspecto particular de la iluminación. Así, por ejemplo, Avalokiteshvara representa la compasión, Mañyushri la sabiduría y Vajrapani la capacidad de ayudar a otros.

¿Y Samantabhadra? Samantabhadra encarna el poder de la aspiración.

—El Bodhisattva Samantabhadra—

 

2. ¿En qué consiste su oración?

En cierta ocasión, mientras residía en la alameda de Yetavana en Shravasti, el Buddha Shakyamuni enseñó a sus discípulos cómo, en el pasado, el bodhisattva Samantabhadra hizo múltiples aspiraciones, el lugar en donde las hizo, y quién se las pidió.

El Buddha explicó que en una ocasión, el bodhisattva Subaju —que había confiado en 108 maestros espirituales, los había venerado, les había hecho ofrendas, y les había pedido un gran número de las vastas enseñanzas majayana— fue a ver al Bodhisattva Samantabhadra.

En aquel momento ocurrieron veinte señales auspiciosas diferentes, y tan pronto como Subaju contempló al Bodhisattva Samantabhadra, sintió una alegría tan grande como si hubiera llegado al estado de iluminación omnisciente, y una ilimitada sabiduría primordial surgió en su mente. Subaju percibió a Samantabhadra sentado en un trono de leones en la presencia de Majavairochana en el reino de Akanishta, junto con un número infinito de Samantabhadras, tan numerosos como átomos había en esa tierra pura.

En aquel momento, Samantabhadra extendió su mano y bendijo la cabeza del joven Subaju, abriendo una miríada de puertas del Dharma en su mente. Samantabhadra procedió entonces a explicarle cómo sus emanaciones logran beneficiar a los seres vivos, cómo veneran a los buddhas como causa para lograr ese beneficio, y cómo se implican en las ilimitadas acciones de los bodhisattvas; también le explicó cómo sus emanaciones han purificado incontables tierras puras y madurado a infinitos seres vivos.

Combinando todas estas explicaciones en estrofas, Samantabhadra  cantó una canción que se volvió conocida como la Aspiración de Samantabhadra hacia las Nobles Acciones. Esta oración es una condensación de todas las demás aspiraciones en una sola.

Cómo esta aspiración es más exaltada que otras se explica en las estrofas 49 y 50 de dicha oración:

Quienes pronuncien esta aspiración a las acciones nobles
nunca más tendrán que soportar renacimientos inferiores,
abandonarán a todos los amigos malignos,
y pronto contemplarán al Buddha de la Luz Ilimitada.

Pero quien escuche ésta, la más grande oración de dedicación,
aspire con grandeza a la perfecta Iluminación
y tan solo una vez genere fe
obtendrá un mérito incluso más grande y sagrado.

—Samantabhadra en el Buddha Tooth Relic Temple & Museum en Singapur—

 

3. ¿Y cuáles son sus beneficios?

Por si la bellísima y fascinante historia no fuera suficientemente inspiradora, las estrofas 49 a 53 de la propia oración enumera otros trece beneficios:

Quien recite esta Aspiración a las Nobles Acciones jamás
volverá a renacer en los reinos inferiores, dejará a los amigos
dañinos y pronto verá al Buddha Amitabha.

Obtendrá todo lo que le beneficie, vivirá feliz, todo le irá bien
en esta vida, conseguirá el precioso renacimiento humano y
pronto se volverá como Samantabhadra.

Quien en su ignorancia hubiese cometido cualquier acto
negativo, incluso los cinco de repercusión inmediata, pronto
los purificará con esta Aspiración a las Nobles Acciones.

Poseerá sabiduría perfecta, rostro radiante, marcas físicas
auspiciosas y un noble nacimiento. Seres diabólicos y
profanos no le molestarán y en los tres mundos le harán ofrendas.

Pronto acudirá al árbol de la iluminación, se sentará bajo él
para el beneficio de todos los seres, despertará a la
iluminación, hará girar la rueda del Dharma y subyugará a
Mara y a sus legiones demoníacas.

También se explica en la estrofa 54 el beneficio último:

El efecto completo de conocer, enseñar o recitar esta
Aspiración a las Nobles Acciones solo lo conocen los buddhas
y es, sin lugar a dudas, lograr la suprema iluminación

Tal y como se muestra en estos versos, el beneficio de recitar la oración de la Aspiración a las Buenas Acciones de Samantabhadra es inconcebible y está más allá de cualquier descripción.
 

4. ¿Cómo se practicaba semejante oración en Tíbet?

Como consecuencia de los incalculables beneficios de esta oración, muchos maestros de Tíbet instituyeron grandes asambleas de oración en las que esta era recitada por cientos e incluso miles de monjes, monjas y personas laicas. Todas las escuelas principales del budismo tibetano celebraban estos festivales de oración (monlam) llevándolos a cabo en los lugares en los que los maestros sagrados del pasado habían vivido, fallecido o enseñado el Dharma, o cerca de templos u otros lugares de gran significación religiosa.

¿Y qué pasó después de la invasión comunista?

Después de los cambios políticos en Tíbet, en 1950,  S. S. el Dalái Lama, S. S. Gongma Trichen y los líderes de las otras escuelas del budismo tibetano trabajaron para restablecer los templos, monasterios y universidades fuera de Tíbet. Bajo su liderazgo, la filosofía budista comenzó a florecer una vez más en India y Nepal, y la mayoría de las tradiciones tibetanas fueron restablecidas con éxito. Dicho éxito incluyó, como no podía ser de otra manera, la celebración de los festivales monlam.

—El 24 Monlam Sakya, en 2015, fue celebrado en Lumbini (Nepal)—

A la hora de reinstaurar estos festivales de oración se hicieron dos consideraciones importantes: qué oraciones recitar y dónde reunirse cada año. Las oraciones para recitar en el Monlam Sakya fueron determinadas por S. S. Gongma Trichen junto con otros lamas sakyapas y monjes que eligieron la Oración de Samantabhadra como su recitación principal; y 100.000 el número de recitaciones.

Los lugares para la celebración se decidieron de acuerdo al consejo que dio el Buddha Shakyamuni justo antes de entrar en el majaparanirvana:

Nobles hijos e hijas: aquellos con fe deben viajar a estos cuatro lugares y mantenerlos en sus mentes mientras vivan. Si uno se pregunta dónde se encuentran esos cuatro lugares, están donde el Bhagavan Buddha nació , el lugar en el que el Bhagavan Buddha se iluminó , enseñó el Dharma y el lugar sagrado en el que el Bhagavan Buddha entró en el majaparanirvana . Monjes, después de que haya entrado en el paranirvana, algunos peregrinos irán a esos lugares a ver las estupas y a hacer postraciones. Cuando vayan, debéis decirles estas palabras.

También dijo:

Aquellos que no puedan ver el sagrado rostro del Buddha histórico, deben ir y ver estos cuatro lugares sagrados, y practicar el Dharma en ellos

Siguiendo estas palabras, el primer Monlam Sakya se celebró en Lumbini en marzo de 1993 y fue organizado por el monasterio Tsar de la subescuela Sakya del mismo nombre. Después de su éxito, en 1994, se celebró en el Tharlam Monastery de Boudhanath (Nepal), coincidiendo con la impartición del extraordinario ciclo de iniciaciones de La colección de todas las sadhanas por S. S. Gongma Trichen. El tercer año se celebró en el monasterio Ngor, en Lumbini. Desde entonces, la organización de los monlam ha ido rotando entre los diferentes monasterios pertenecientes a las diferentes subescuelas sakyapas (Sakya, Ngor, Tsar y Dzongpa).

—El 25 Monlam Sakya, en 2016, fue celebrado en Lumbini (Nepal)—

5. ¿Cuándo y dónde es el Sakya Monlam de 2018?

Este año el Monlam Sakya se celebrará en Bodhgaya (India), el lugar en el que el Buddha Shakyamuni alcanzó la iluminación bajo el árbol Bodhi, el lugar más sagrado para los budistas de todas las tradiciones. 

Su duración será de diez días (del 25 de diciembre de 2018 al 3 de enero de 2019) e incluirá, además de las recitaciones de la Oración de Samantabhadra, rituales de gurú yoga, una puya de tsok, enseñanzas sobre Separarse de los cuatro apegos, una sesión de debate y una puya de Tara Blanca para la larga vida de los grandes maestros.

—S. S. Gongma Trichen, el 41.º Sakya Trizin; la estatua de Buddha Shakyamuni en el Mahabodhi Temple en Bodhgaya, India; S. S. el 42.º Sakya Trizin Ratna Vajra—

Con todo esto, el propósito principal de llevar a cabo el monlam cada año es prolongar la vida de los sostenedores de las enseñanzas del Buddha, como S. S. el Dalái Lama, S. S. Gongma Trichen y otros maestros, y rezar por que sus intenciones para el beneficio de los seres se logren.

También se busca que la sangha budista pueda continuar viviendo en armonía, posea una conducta pura e incremente su observancia del Dharma mediante la explicación y la práctica. Finalmente, también se crean las condiciones para que, por las bendiciones de aquellos que son sagrados, las epidemias, el hambre y las guerras desaparezcan, y la felicidad y la paz se extiendan a todas las regiones y países del mundo.

Con todos los seres en mente, durante diez días, la Tradición Sakya despedirá el 2018 y aportará una lluvia de bendiciones para que el 2019 sea un año lleno de paz, felicidad, prosperidad y, aún más importante, un 2019 repleto de las causas de esa paz y felicidad: la práctica genuina del Dharma.

 


 

Para más información, consulta la web y página de Facebook oficiales del Monlam Sakya 2017.

Descarga aquí la Oración de Samantabhadra

 


 

Traducido y adaptado en 2017 de Teachings on the Sakya Monlam de S. S. el 41.º Sakya Trizin, Gongma Trichen Rinpoché.

 


 

¿Y tú? ¿Conoces la Oración de Samantabhadra? ¿Alguna vez la has recitado para una ocasión especial?

¡Cuéntamelo en los comentarios!

 


 

Gyaltsen

Gyaltsen

Venerable Gyaltsen

El ven. Gyaltsen es monje residente en el Centro Budista Sakya donde sirve guiando meditaciones, traduciendo textos e interpretando para los maestros. En 2018 se doctoró en Psicología y hoy se forma en el idioma tibetano.

4 comentarios

  1. Si la conozco.La practicamos en los 8 ciudades sagradas durante la peregrinación con Ven.Thubten Saldon(dic.2019-enero 2020)

  2. Qué bien, suena a que fue una experiencia muy meritoria y conmovedora. Gracias por comentar, Chplatero🙏

  3. Hola Gyaltsen,
    en el año 2019 se celebró el Monlam Sakya en Bélgica, fue la primera vez que se celebraba en Europa?
    O quizás hubo un monlan simultáneo en Nepal?
    Muchas gracias por la aclaración.

Deja una respuesta