ClickCease S. S. Gongma Trichen: el Sakya Trizin 41 | Paramita
! DESPIERTA TU POTENCIAL ¡ Teléfono (+34) 965 760 777 secretaria@paramita.org
-Su Santidad Gongma Trichen-
En la Fundación Sakya, Pedreguer, España (2013)

Tíbet, una región conocida como la Tierra de las Nieves, ha sido prolífica en bendecirnos con excepcionales maestros. Pero un Maestro como S. S. Gongma Trichen (n. 1945) es, además, de un ser supremo dedicado a cuidar la perfección de otros seres, un Maestro de maestros. Su vida es la de un ser iluminado. Al acercarnos a sus enseñanzas, la generosidad de sus actos se expande como una gran sabiduría, destinada solo para mejor iluminarnos.

Una breve nota biográfica sobre el Linaje de Mañyushri

1.  El “Diamante indestructible”: los primeros años

En 1945, mientras en Occidente se clausuraba la Segunda Guerra Mundial, auspiciosamente nacía en Tíbet un niño varón. El niño vino al mundo un 7 de septiembre –coincidiendo con el primer día del octavo mes lunar–. Lo hizo en una de las habitaciones sagradas del precioso Palacio de Tsedong donde antiguamente habían nacido otros célebres maestros y, continuando una tradición, este hecho fue recibido con los más altos honores. 

El mérito anterior correspondía al carácter hereditario de su procedencia como miembro del Linaje Sakya-Khon, ya que, históricamente, la tradición espiritual y política de la región había sido indivisible en Tíbet. Por lo tanto, S. S. Gongma Trichen deriva por filiación de una noble ascendencia, y su descendencia también.

En el budismo, las condiciones auspiciosas de nacimiento pueden entenderse como parte del mérito acumulado vida tras vida, es decir, como un beneficio del karma. En tal sentido, Su Santidad proviene tanto de la Tradición Khon –como se conocía anteriormente a los Sakya del s. XI–, así como de «El milagroso linaje hereditario de Mañyushri» (Chogye Trichen Rinpoché: Separarse de los cuatro apegos. Dharma. Alicante: 2002. 2008, 33), otro de los nombres con el que suele conocerse a esta tradición. Mañyushri es el nombre empleado para designar al también llamado Buddha de la Sabiduría.

Entonces, al nacer, en el sistema de tradición hereditario establecido patrilinealmente, S. S. Gongma Trichen podía aspirar a ser un Sakya Trizin, es decir, un sostenedor de la Tradición Sakya, linaje establecido en 1073. Ser un sostenedor implica asumir la responsabilidad y conducción de una de las principales familias espirituales, líderes en la transmisión de las enseñanzas del Buddha Shakyamuni (s. VI a.C.). Como sabemos, además de la Tradición Sakya, hay otros tres principales linajes budistas tibetanos también ocupados de esta clase de transmisiones: el Kagyu, el Ñingma y el Guelug. 

Un linaje de transmisión se establece y perdura –ininterrumpidamente desde el tiempo del Buddha– al transmitir las enseñanzas desde el corazón del maestro hacia el discípulo. Por tal motivo, el rol del enseñante, así como la formación del discípulo, es fundamental para desempeñar esta función de transmisión.

Cuenta la tradición que ese día del 7 de septiembre de 1945 y los siguientes, se ofrecieron milagrosamente, en festejo de la aparición de tan preciada criatura, 100 cuencos de leche de dri –una especie mamífera de la región– y se divisaron auspiciosos arcoíris en el cielo. También, por sorpresa, apareció en el palacio una imagen de Gurú Padmasambhava, el célebre Maestro indio del s. VIII ocupado de introducir en Tíbet las enseñanzas sagradas provenientes del Buddha. A la vez, en la boca del niño se trazaría la sílaba DHIH –la sílaba raíz de Mañyushri–, en una clara señal prometedora del incremento de su sabiduría. Y desde las zonas aledañas, altos lamas, miembros del gobierno, así como otros familiares y la población en su conjunto fueron acercándose hasta el palacio en señal de celebración, muestra del mayor respeto conforme a la tradición local.

Al nacer, el pequeño Gongma Trichen Rinpoché recibió el nombre de Ayu Vajra o Ayuvajra, superposición sánscrita de los términos Ayur y Vajra. En tal sentido, Ayur puede significar “Inmarcesible o no sujeto a decadencia” y Vajra “Diamante”. Es decir, acercándonos a una posible en castellano: el “Diamante indestructible”. Con este primer nombre se reconocería en el niño parte central de sus atributos principales, en especial, los vinculados al brillo de la sabiduría que corta tajante, con su esplendor rutilante todas las aflicciones. Sabido es que quien se acerca a Su Santidad con el corazón humilde y anhelante refulge, fulgura, solo por la bendición de su mera presencia. Esta es, entre otras, la definición de un maestro ascendido.

-S. S. Gongma Trichen sostiene los sellos de la Tradición Sakya-

Su madre se llamaba Gyalyum Sonam Dolkar (1918-1947) y su padre, Vajradhara Ngawang Kunga Rinchen (1902-1950). S. S. Gongma Trichen tuvo tres hermanos, dos de ellos murieron a temprana edad: Jigdral Dutral (1940-1944) y Jetsunma Jamyang Butri (1943-1950). También los padres del preciado niño murieron prematuramente; su padre debido a la peste y su madre cuando el pequeño contaba solo con dos años de edad. 

Antes de morir, su padre le otorgaría la primera gran iniciación vinculada al Buddha Amitabha, el de la “Luz infinita” también llamado el Buddha de la Tierra Pura del Gran Gozo (Sukhavati). Luego de esta iniciación, el futuro sostenedor pasaría a ostentar los auspiciosos nombres reales de Ngawang Kunga Thegchen Palbar Trinlei Samphel Wangyi Gyalpo. 

Por el mérito de su virtud, Su Santidad, a los cuatro años de edad recibió también de su padre la iniciación mayor de Vajrakilaya (Tib. Dorje Phurba), una de las dos deidades principales de la Tradición Sakya, junto a Jevajra. Y ya en 1950, a los cinco años, por primera vez, recibió el Lamdré –la principal enseñanza de los Sakya–, así como otras profundas enseñanzas transmitidas a través del nuevo gurú raíz designado para su educación, el gran Abad Ngor, Vajradhara Ngawang Lodron Shenphen Nyingpo. 

La asignación de los nuevos tutores estuvo a cargo de la tía materna de Su Santidad, S. Em. Dagmo Trinlei Paljor (1906-1975), quien cumpliría funciones maternales para con el niño. También su hermana mayor, la célebre Yetsun Kushok Chimey Luding (n. 1938) se ocuparía del acompañamiento de su hermano menor, así como de la preservación de algunas enseñanzas sakya, también formándose en su rol de Maestra. 

En 1951, debido al carácter virtuoso de S. S. Gongma Trichen y a su inteligencia prodigiosa, a pesar de la serie de infortunios familiares acontecidos, demostró poseer todas las cualidades necesarias para desempeñar la tarea de un Sakya Trizin. Por tal motivo, realizó una peregrinación hasta la ciudad de Lhasa, donde S. S. el Dalái Lama le otorgó la titularidad del cargo como Sakya Trizin, dando inicio a los preámbulos de su inminente entronización. 

Con estos antecedentes, en 1952, contando apenas siete años de edad, S. S. Gongma Trichen había aprobado un extenso examen oral sobre el Tantra raíz de Jevajra en el Monasterio Sakya y había aceptado ser portador de los sellos oficiales del Linaje Sakya.

2.  Su entronización, exilio y refundación

Entre los ocho y los nueve años, Su Santidad recibió, por primera vez, la iniciación y lectura de la Colección de Sadhanas (Tib. Drubthab Kuntue). La transmisión del conjunto de estas enseñanzas es parte central del rol a ejercer por un Sakya Trizin dentro de la Tradición Sakya. También lo es transmitir La Colección de Tantras (Tib. Gyude Kuntue) y las Enseñanzas Lamdré, entre otras. 

Su Santidad recibiría años después La Colección de Tantras de Chogye Trichen Rinpoché (1919-2007), así como El Lamdré no común de la Tradición Tsharpa, y otras enseñanzas cardinales. También contó con transmisiones especiales de Jamyang Khyentse Chokyi Lodro (1893-1959) como el Long Chen Ñing Tik, enseñanzas recibidas de uno de los principales precursores del Rimé, un movimiento no sectario dentro del budismo.

Ahora bien, el año de 1959 marcaría un acontecimiento muy importante en la vida de la región de Tíbet. Además de haber sido el año en el que fuera entronizado en presencia del S. S. el Dalái Lama –tras un ritual de tres días y habiendo procedido a la explicación del célebre texto de Sakya Pandita (1182-1251) Iluminando el Legado del Sabio ante una numerosa audiencia–, S. S. Gongma Trichen debió exiliarse en India, abandonando Sakya, debido a la invasión del ejército comunista chino. 

Su exilio en India ha sido una de las características de su mandato. Su Santidad debió organizar, emplazar y transmitir fuera de Tíbet las enseñanzas sakya y a los miles de refugiados, monásticos y laicos, que dependían de su guía espiritual. Como un ave fénix, la actividad de Su Santidad ha sabido resurgir de las cenizas del desaliento con el esplendor de la fuerza del entusiasmo, para volver a refundar la gloria y los tesoros de la Tradición Sakya en el exilio.

Así, apenas instalado en India, en la década de 1960, con escasos recursos económicos y contando apenas quince años de edad, Gongma Trichen Rinpoché –ya convertido en S. S. Sakya Trizin 41– fundó el Guru Sakya Monastery, también conocido como The Sakya Centre y Tsechen Tenpai Gatsal Shedup Chokhorling  en Darjeeling, emprendiendo la quijotesca tarea de reunificar a la comunidad sakya y tibetana dispersa en el exilio. 

Algunos años después, y luego de emprender la transmisión de ciclos de enseñanzas específicas, en 1974, se casó con Gyalyum Tashi Lhakyi (n. 1952) en Puruwala, India. Ese mismo año, el 19 de noviembre, nacería en India Khondung Ratna Vajra Sakya, destinado a ser S. S. Sakya Trizin 42. Y el 5 de julio de 1979, nacería el actual Sakya Trizin 43, Gyana Vajra Rinpoché, también en India. Por estos años, Su Santidad comenzó a dar las primeras giras de enseñanzas en Europa y Estados Unidos, continuando con su actividad de abrir la transmisión del Dharma al mundo.

Durante más de seis décadas se conoce a quien desempeñara el cargo de S. S. Sakya Trizin 41 (1959-2017) como Gongma Trichen Rinpoché.

-S. S. Sakya Trizin 42 Ratna Vajra, S. S. Gongma Trichen, S. S. Sakya Trizin 43 Gyana Vajra-

A partir del año 2014, debido a sus potestades administrativas, estableció una nueva forma de organización rotativa para la Tradición Sakya. Mediante esta promulgación, el nuevo sostenedor permanece un período de tres años como  cabeza de la tradición, tarea ejercida actualmente por el segundo hijo de S. S. Gongma Trichen, S. S. Sakya Trizin 43 Gyana Vajra.

3. Una vida ejemplar

En el budismo, de acuerdo a una tradición expresada por Chogye Trichen Rinpoché, hay varias maneras de enseñar. En primer lugar, quien enseña puede hacerlo en base a la experiencia de una realización, fruto de la práctica meditativa. También las enseñanzas pueden transmitirlas los eruditos, es decir, aquellos quienes a través del estudio exponen sobre un tema y logran fundamentar sus contenidos por comentarios establecidos en sutras y textos sagrados. Finalmente, podemos encontrar el modo de enseñar de seres excepcionales como Su Santidad. Alguien que «sentado sobre un elevado trono con dignidad y talla, puede presentar una exposición elocuente»

Estos últimos seres, excepcionales, ocupan el rango de Maestro de todos los maestros, y sus atribuciones exceden los méritos de la experiencia y el estudio. No en vano, Su Santidad ha ocupado el trono de sostenedor de la Tradición Sakya. Los anteriores aspectos son la base de la organización de transmisión de las enseñanzas.

S. S. Gongma Trichen vive de manera ejemplar. Su presencia en esta tierra es firme como las montañas. Y una de sus principales tareas ha consistido en enseñar. Por este motivo, es un Maestro sin igual: un Gurú entre gurús.

A hombros de gigantes maestros, la tradición de enseñanzas incomparables vinculadas a la transmisión del Buddha Shakyamuni –instalada especialmente a partir del s. VIII de nuestra era en Tíbet– ha encontrado entre estos representantes excepcionales a S. S. Gongma Trichen, quien destaca no solo por la precisión de su enseñanza, el tesón infatigable de su actividad o la elocuencia de sus palabras, sino por esa visión a futuro sostenida solo por los grandes seres. Es decir, por los seres nobles. 

-De izquierda a derecha, primera línea: S. S. Sakya Trizin 43 Gyana Vajra, S. S. el Dalái Lama, S. S. Gongma Trichen. Segunda línea: S. Em. Dagmo Kalden Sakya, S. Em. Ngor Thartse Khen, S. Em. Asanga Vajra, S. Em. Avikrita Vajra, S. S. Sakya Trizin 42 Ratna Vajra, S. Em. Khondung Abhaya, S. Em. Chogye Trichen Ngawang Rinchen, S. Em. Chogye Trichen Rinchen Paljor, S. Em. Dagmo Sonam Palkyi, S. Em. Gyalyum Tashi Lhakyi-

Al hablar de S. S. Gongma Trichen, hablamos de un ser humano extraordinario, un portavoz supremo de la sabiduría. Al hacerlo, también hablamos de un líder, es decir, de un Maestro nato. Actualmente, Su Santidad pertenece a la última generación de maestros budistas nacidos en Tíbet que han migrado a India, eligiendo esta patria como lugar de exilio político. Con su labor, dio inicio a un nuevo ciclo de enseñanzas de las palabras del Buddha, convirtiendo en hecho histórico cualquiera de sus actividades.

Debido al empeño notorio –e indeclinable– de S. S. Gongma Trichen, así como al de su familia, la difusión del budismo ha comenzado a proliferar en Occidente. La suya no ha sido solamente una labor magisterial encomiable ni ha implicado una única tarea de divulgación, ha respondido también a una verdadera refundación de las enseñanzas del Buddha. Sobre sus hombros se respalda la tradición antigua, se sostienen los presentes maestros, así como también se asientan los días venideros del Dharma. Puesto que, quien se acerca a él, se enciende como ante la perfecta definición de un Maestro. En tal sentido, un Maestro es siempre una lámpara de sabiduría y quien ha recibido enseñanzas sublimes solo puede apreciarlo como a un Buddha debido al brillo de su resplandor.

-Ven. Lama Rinchen Gyaltsen y S. S. Gongma Trichen en la Fundación Sakya, Pedreguer, España (2013)-

4.  Algunos proyectos llevados a cabo por S. S. Gongma Trichen

Actualmente, además de la labor inmensa de enseñar y el desempeño constante en divulgar la transmisión de las enseñanzas del Buddha, S. S. Gongma Trichen cuida, preserva y difunde las enseñanzas sagradas del Dharma. A continuación, se enumeran solo algunas de sus principales contribuciones:

1)  El establecer la Sakya College (un instituto de estudios universitarios), The Sakya Centre y el Sakya Hospital en Dehradun, Rajpur (India), el Sakya Institute en Puruwala, Himachal Pradesh (India), etc.

2) El auspiciar la creación de docenas de espacios de estudio del Dharma –dispersos en todo el mundo– como los Palden Sakya Centers (Vikramasila Foundation) en Estados Unidos, entre otros.

3) El ser Director Espiritual de la International Buddhist Academy, lugar diseñado especialmente para los estudios budistas de personas occidentales en Kathmandu (Nepal).

4) El fundar The Sakya Tradition, un sitio web destinado a la conservación, traducción y preservación de las valiosas enseñanzas. 

5) El designar, en el año 2012, al venerable Lama Rinchen Gyaltsen, Director del Centro Budista Sakya, quien creó Paramita y actualmente dirige la Fundación Sakya en Pedreguer (España). Maestro designado para la difusión del Dharma en lengua hispana.

Con su obra, S. S. Gongma Trichen ha asegurado la continuidad de las enseñanzas del Buddha haciendo girar con su sabiduría, una vez más, la infatigable rueda del Dharma para nuestro beneficio y el de todos los seres. En el presente, su labor y presencia sirven para mejor inspirarnos ante el ejercicio extraordinario de sus acciones. Junto a la sonrisa radiante, rutilante y sublime de esa sabiduría, a él le dirigimos nuestro agradecimiento.

Virginia Lucas es poeta, ensayista y editora. Doctora en Letras y Gestora Cultural. Docente de Didáctica de la Literatura en Formación Terciaria.