Inicia sesión

S. Em. Gyalyum Tashi Lhakyi: una breve entrevista

Su Eminencia Gyalyum Tashi Lhakyi es una genuina practicante de Dharma, una mujer inspiradora y un ser humano ejemplar. Es la esposa de S. S. Gongma Trichen, el 41.º Sakya Trizin (n. 1945), maestro raíz y máxima autoridad del Linaje Sakya del budismo tibetano. También es madre de S. S. el 42.º Sakya Trizin Ratna Vajra (n. 1974) y de S. S. el 43.º Sakya Trizin Gyana Vajra (n. 1979).

Su Eminencia nació en 1952, hija de Derge Hochotsang, una familia noble del Reino de Derge (que significa ‘tierra de la misericordia’ en tibetano), en Kham. Recientemente, la comunidad exiliada de esta región le rindió un merecido homenaje por servir desinteresadamente a S. S. Gongma Trichen y a la Tradición Sakya. En 2024 habrán pasado 50 años desde que Su Eminencia se convirtiera en miembro de la familia Khon, sustentadora de dicha tradición.

–El ven. presidente del Parlamento tibetano entregó un tributo y un trofeo a S. Em. Gyalyum Tashi Lhakyi en nombre de la Comunidad Derge y el Comité Organizador de Derge Tenshug en Bodhgaya (India) el 10 de diciembre de 2022–

Su Eminencia se refiere al homenaje explicando que: «… Durante muchas generaciones, la gente del Reino Derge —incluidos a mis padres y a mí— hemos sido y somos seguidores de Sakya…». Y continúa: «Pero realmente no creo que el homenaje sea necesario o que yo haya hecho algo para merecerlo. Sin embargo, ellos lo sienten así, por lo tanto no puedo decirles que no».

En diciembre de 2022, el venerable Lama Rinchen Gyaltsen acompañado de miembros de la sangha Paramita viajaron a India para recibir iniciaciones y enseñanzas de la mano de grandes maestros. Y estando allí se presentó la preciosa oportunidad de que las venerables Kunga, Pema y Jamyang pudiesen realizar una entrevista a Su Eminencia, la cual con su ternura y sencillez transmitió mensajes imprescindibles para nuestro crecimiento. 
 

Contenidos

  1. Gran madre de la familia Khon
  2. Mujeres en el budismo
  3. Fuentes de inspiración
  4. Consejos sobre cómo aplicar el Dharma en la vida diaria
  5. Enseñanzas para la práctica

 

1. Gran madre de la familia Khon

Poco antes de cumplir 22 años, S. Em. Gyalyum Tashi Lhakyi se casó con el 41.º Sakya Trizin —S. S. Gongma Trichen—, el 14 de enero de 1974. La boda tuvo lugar en Puruwala (India), donde, en 1969, se había establecido un asentamiento de refugiados tibetanos. También ella y su familia, desde que dejaron el Tíbet, llevaban unos años en exilio.

Como esposa del 41.º Sakya Trizin, Su Eminencia pasó a ser conocida como Dagmo Tashi Lhakyi y Dagyum Tashi Lhakyi. Dagmo significa ‘Dama’, y Dagyum se traduce como ‘Dama Madre’. Se dirigieron a ella de esta manera hasta que su hijo mayor, S. S. el 42.º Sakya Trizin, se casó en 2002. Hoy en día se la conoce como Gyalyum y Gyalyum Chenmo. Gyalyum se utiliza para madres de grandes maestros, y Chenmo significa ‘Grande’. 

«Son solo títulos», respondió cuando se le preguntó sobre estos títulos honoríficos.

—S. Em. Gyalyum Tashi Lhakyi (centro) con sus hijos, S. S. el 42.º Sakya Trizin Ratna Vajra (izda.) y S. S. el 43.º Sakya Trizin Gyana Vajra (dcha.), en Bodhgaya (India) (diciembre, 2022)—

Su indiferencia a estos tratamientos de honor tal vez pueda explicarse a través de una cita de las venerables monjas que realizaron la entrevista habiendo asistido a los mismos eventos que ella durante más de un mes en Bodhgaya:

Gyalyum Chenmo es una gran mujer y maestra en el sentido más amplio de la palabra. Los rasgos de su perfil son la fortaleza, la sencillez, la honestidad y la claridad.

Es coherente con ella misma y su realidad en todos los sentidos… Los elogios no la alteran ni para bien ni para mal, como enseñó el Buddha en el Brahmajala Sutta (1.1 – 1.6), ni los acepta ni considera que tengan que ver con ella. 

Tiene muy claro el lugar que ocupa, el momento en el que está. La he visto estar en el templo de la manera más discreta. Es la esposa del Gurú y se comporta como tal en los eventos públicos; y, en privado, cumple igualmente su papel de madre y abuela. Sabe cómo transitar de un rol a otro con naturalidad, elegancia y humildad.

Cuando se le preguntó cómo es ser la esposa y compañera espiritual de un maestro realizado, Su Eminencia dijo: «La gente viene de muy lejos para ver a Su Santidad y a sus hijos, pero yo estoy con ellos las 24 horas del día. Así que ser parte de esta familia tan especial es una gran fortuna».

La generación más joven de los miembros de su familia está compuesta por seis nietos.

–Gyalyum Chenmo con sus nietos, cortando su tarta de cumpleaños (2022)–

Del matrimonio de su hijo mayor, S. S. el 42.º Sakya Trizin Ratna Vajra, y su esposa, S. Em. Dagmo Kalden Dunkyi:

▪ S. Em. Yetsunma Kunga Trinley Palter (n. 2007)

▪ S. Em. Dungsay Akasha Vajra (n. 2010) 

▪ S. Em. Yetsunma Kunga Chimey Wangmo (n. 2013)

Y de la unión de su otro hijo, S. S. el 43.º Sakya Trizin Gyana Vajra, y su esposa, S. Em. Dagmo Sonam Palkyi:

▪ S. Em. Yetsunma Ngawang Tsejin Lhamo (n. 2011)

▪ S. Em. Khondung Siddharth Vajra Rinpoché (n. 2014) 

▪ S. Em. Dungsay Siddhant Vajra (n. 2019)

Todos sus nietos dan muestras de poseer la capacidad para convertirse en grandes maestros y maestras del linaje.

Hablando de ser madre, Gyalyum Chenmo destacó el importante papel que juega el amor en la relación madre-hijo. «Les he dado mucho amor a mis hijos, como toda madre. Aparte de eso, realmente no siento que les haya enseñado nada especial. Ya tienen naturalezas hermosas y cualidades especiales como hijos de la familia Khon».

Sobre el tema de la renuncia, Gyalyum Chenmo resaltó su gran importancia. 

«Creo que es un poco difícil renunciar a todo», dijo, «pero como budistas, tratamos de hacerlo poco a poco. Y sí, la renuncia es definitivamente un desafío». 

También mencionó que perfeccionar la renuncia puede ser más fácil para los practicantes de Dharma porque tienen entrenamiento mental, así como una comprensión más profunda y pura de lo que realmente significa ‘renunciar’.

—S. Em. Gyalyum Tashi Lhakyi (dcha.) con sus hijos S. S. el 43.º Sakya Trizin Gyana Vajra (izda.) y S. S. el 42.º Sakya Trizin Ratna Vajra (centro dcha.), y su marido S. S. Gongma Trichen (centro izda.), el 41.º Sakya Trizin en EE. UU. (octubre, 2022)—

 

2. Mujeres en el budismo

A una mujer tan honorable no pudimos evitar preguntarle cómo continuar empoderando a las mujeres en el camino budista. A esto, Su Eminencia respondió: «Las mujeres son una parte esencial de las actividades del Dharma. Nuestra práctica principal debe ser el amor y la compasión, aunque esto se aplica a todos los seres por igual». 

—S. Em. Gyalyum Tashi Lhakyi con sus nueras, S. Em. Dagmo Sonam Palkyi (izda.) y S. Em. Kalden Dunkyi (dcha.)—

Gyalyum Chenmo nos recuerda que el empoderamiento se logra de manera paulatina por medio de la gama del altruismo —tanto para la mujer como para el hombre—, dándole a cada persona las herramientas adecuadas para transitar por la vida con libertad.
 

3. Fuentes de inspiración

¿Qué ha sostenido y sigue sosteniendo su práctica diaria? Gyalyum Chenmo nos dijo que la aspiración —el motor que nos impulsa a seguir en el camino espiritual— también es un pilar fundamental para ella. «Veo a todos mis gurús practicando a cada instante y me siento inspirada a seguir su ejemplo, que no debo malgastar el tiempo».

Además, mencionó la importancia de estar bajo la guía de un gurú genuino. Y nos recordó que nuestro maestro no debe ser tratado con la misma confianza con la que se trata a un amigo; siempre debemos rendirle respeto.

Al abordar el tema de las personas que le han inspirado, Su Eminencia nos contó que vienen a su memoria mujeres maravillosas, entre ellas:

Khandro Tsering Chodron (1929-2011), esposa espiritual de Jamyang Khyentse Chokyi Lodro. Una mujer extraordinaria, sabia y compasiva que enseñó con su presencia, su belleza y su ejemplo.

Dagmo Trinley Paljor Zangmo (1906-1975), cuya dedicación es un modelo a seguir. Personalmente aseguró que la Tradición Sakya continuase siendo un pilar del Buddhadharma. Esta noble mujer era la tía de S. S. Gongma Trichen, lo educó como una madre.

Yetsun Kushok Chimey Luding (n. 1938), una maestra cuya calidez, diligencia y realización la convierten en un inagotable tesoro espiritual. Su vida sienta un precedente sobre cómo podemos avanzar en el camino espiritual ante cualquier adversidad.

–S. Em. Gyalyum Tashi Lhakyi (dcha.) con su cuñada Yetsun Kushok Chimey Luding (izda.), India (abril, 2022)—

 

4. Consejos sobre cómo aplicar el Dharma en la vida diaria

Cuando se le pidió a Gyalum Chenmo que diera algunos consejos sobre cómo aplicar las enseñanzas budistas en la vida cotidiana, aprovechó la oportunidad para enfatizar la importancia del amor y la compasión.

«El amor y la compasión son la clave y se aplica a todos, incluida la familia, especialmente si no son practicantes del Dharma. Si damos estas cosas a los demás, lo entenderán».

Ella continuó: «Especialmente, hoy en día, no puedes decir nada directamente a los niños modernos, ¿verdad? Entonces, poco a poco e indirectamente, si les das amor y compasión, ellos también irán entendiendo». 

«Las madres deben tratar de controlar la ansiedad y la ira que sienten», sugirió. «Deberían evitar gritar a los niños y decirles que no hagan esto o aquello. Dándoles amor, mucho amor, compasión, tiempo y espacio, los niños entenderán». 

Finalmente, para cerrar el tema de la familia, agregó: «Es importante hacerse amiga de ellos y encontrar con mucha delicadeza el momento adecuado para contribuir a su crecimiento». 

S. Em. Gyalyum Chenmo es un gran ejemplo a seguir. Con tanta benevolencia y delicadeza como al principio, la entrevista se cerró con una reflexión final. «Soy budista, así que tal vez no sea correcto decir esto, pero si hay más Dharma en el mundo, habrá más paz porque es el Dharma el que transforma nuestra mente».
 

5. Enseñanzas para la práctica

–S. Em. Gyalyum Tashi Lhakyi (centro) con venerables Ngawang Pema (izda), Kunga (dcha. atrás) y Jamyang (dcha. frente), Bodhgaya, India (diciembre, 2022)–

Todo lo relatado por S. Em. Gyalyum Tashi Lhakyi —quien cumple con cualidades excepcionales como la ética o integridad moral, la transparencia y la humildad— nos deja enseñanzas esenciales para nuestro adiestramiento como practicantes, entre ellas:

▪ El mensaje a las madres —que se aplica a todos los seres— para que seamos una condición de bienestar y florecimiento para los demás. 

▪ Que valoremos y aprovechemos el tiempo y la preciosa vida humana para cultivar el despertar de la conciencia que, en definitiva, es lo más importante que podemos ofrecer al mundo. 

▪ Su visión sobre el empoderamiento de todos los seres basado en el amor y compasión es una vía muy sensata hacia la igualdad y la libertad.

Una manera excelente de alimentar nuestra interés y motivación es estar en presencia de grandes practicantes, maestros auténticos y seres realizados, escuchar sus enseñanzas y estudiar sus biografías. 

Esto se debe a que aumenta nuestra confianza en las Tres Joyas —el Buddha, el Dharma y la Sangha—, así como en nuestro propio potencial. De esta forma, se aviva nuestra sana aspiración a habitar personalmente las perfecciones del ser.

 


 

Los grandes practicantes como S. Em. Gyalyum Tashi Lhakyi y los maestros y maestras espirituales nos incitan a reflexionar acerca de cuáles son nuestras prioridades y en qué invertimos nuestra energía. Así, podemos discernir qué es realmente importante en la vida y actuar en armonía con ello. 

Y a ti…

¿Cuál es la fuente de motivación que sostiene tu práctica diaria y te alienta a continuar en el camino??

¡Cuéntanoslo en los comentarios!

 


 

Este artículo fue posible gracias a la colaboración de varios miembros de la sangha Paramita.

 


 

Redacción Paramita

Redacción Paramita

8 comentarios

  1. El.amor que pude comenzar a sentir, más del que ya tenía por mis hijos, por los animales que no lo tenía mucho, por los demás y por la paz que comencé a experimentar.Por.el despertar de mi conciencia.

  2. Para mi la fuente actual son las enseñanzas sagradas del ven. Lama Rinchen, así como, las pequeñas rendijas de lucidez que siento de vez en cuando. Gracias.

  3. Muchas gràcias por el artículo. Es bonito ver como Dharma y família pueden complementarse y hacerse fuertes.

  4. Sostengo mi práctica diaria sobre la consciencia del gran sufrimiento que padecemos todos los seres, la fe en que las Tres Joyas son el único refugio posible y la única fuente de felicidad verdadera y el deseo que que todos los seres nos liberemos con rapidez del sufrimiento y la ignorancia. Gracias.

  5. Tomaremos estos consejos que vienen de su experiencia y sabiduría, ¡¿cuánto nos beneficiariamos si confiaramos en la guía de los mayores?! Conectar con la bondad y la compasión seguramente son la clave para vencer en todos los momentos de nuestra vida. Gracias por publicarlo.

  6. La toma de refugio en el Buddha, el Dharma y la Sangha, generaron autentico compromiso conmigo y los demas, para ser de ayuda en que logremos la genuina felicidad. Me siento honrada y beneficiada de poder acceder a las enseñanzas que nos da generosamente Ven Lama Rinchen. Mi maestro me imprime la fuerza necesaria, para cada dia trabajar las virtudes y dedicar los meritos para beneficiar a todos los seres. Gracias !!! Y gracias a Uds tambien Ven que siempre estan alli para nosotros.

  7. 4 grandes mujeres juntas con sus bellas sonrisas. Es una imágen que transmite alegría . Gracias por acercarnos cada vez más al Dharma!

  8. Muchas gracias por esta entrevista. Me guardo como un tesoro sus palabras de consejo para las madres..

Deja una respuesta