! DESPIERTA TU POTENCIAL ¡ Teléfono (+34) 965 760 777 secretaria@paramita.org

La práctica espiritual es un reto monumental, y aún más teniendo que atender decenas de obligaciones laborales, familiares y sociales. Tenemos las ganas, pero poco tiempo. ¿Cómo podemos resolver este dilema? Algunos lo hacen mordiendo un exótico anzuelo: con un retiro de ayahuasca.

El viaje, sin duda, es impresionante. Pero, en realidad, ayuda a florecer tanto como el Prozac. Descubrí el porqué gracias a la única teoría sobre desarrollo humano que no me enseñaron cuando estudiaba Psicología en la universidad.

La dinámica espiral, la teoría para entender a la humanidad

dinamica-espiral-resumen

Pincha aquí para ver la imagen a tamaño completo.

La verdad no está ahí fuera. Los sentidos nos dan la información bruta, pero es nuestra conciencia la que la integra en un todo coherente al que llama “realidad”. Aunque, según la teoría de la dinámica espiral, cada persona habita su propia realidad. El motivo: hay diferentes niveles de conciencia.

Para entenderlos, el Sol es un buen ejemplo. Para una conciencia infantil solo es un hipnótico círculo, mientras que para una conciencia tribal es la divinidad. Para una conciencia autoritaria es la creación de Dios, mientras que para una racional es una masa ingente e incandescente de hidrógeno y helio.

Cada nivel de conciencia mantiene las ventajas de sus predecesores, pero los supera con aportaciones más sofisticadas. Por ejemplo, la mente racional conserva la búsqueda de orden de la mente autoritaria previa, pero aporta un método —el científico— que no subyuga al individuo, sino que lo empodera.

Oportunidades, desvíos y accidentes: la falacia pre-trans

Sin embargo, cada nivel también plantea limitaciones. La razón es mejor que la fe ciega, pero no sacia nuestro anhelo de conexión y transcendencia. Buscar cómo satisfacerlo nos orienta hacia los niveles de conciencia superiores: los estados transracionales.

falacia-pre-trans-retiro-de-ayahuascaAlcanzarlos requiere que evitemos caer en la falacia pre-trans: confundir la gloria evolutiva de los niveles trans con las estrecheces de los pre, más primitivos. ¿Y por qué la confusión? Porque, en ambos, la razón no es la protagonista. Pero la diferencia es abismal. Los pre no incluyen la razón, mientras que los trans no solo la abarcan, sino que la transcienden.

La ortodoxia científica está sumida en una cara de esta falacia: reducir el misticismo trans al caos y superstición pre. No hay —¡ni puede haber!— nada más allá de la fría, lógica y reconfortante racionalidad.

Por otra parte, el primerizo espiritual suele desdeñar el intelecto y caer en la otra cara de la falacia pre-trans: elevar lo prerracional a lo transcendental.

Abrazar árboles, meditar en el bosque o hasta caminar descalzo sobre la hierba; en todos late la expectativa de fusión transcendental. En realidad, solo son una estilizada satisfacción de los instintos de la base de la espiral. Y luego está el primerizo que adorna y elabora un poco más su chapuzón prerracional.

Es el que llama a un retiro de ayahuasca “espiritual”.

Qué hace un retiro de ayahuasca (realmente)

Es indiscutible. El primerizo espiritual encuentra en un retiro de ayahuasca experiencias que le liberan de sus inhibiciones culturales y le revelan un mundo interior hasta entonces desconocido. Pero también ignora un punto clave. Cada instante sigue estando filtrado por su nivel de conciencia habitual.

En realidad, las experiencias de su viaje son prerracionales. Pero, para su mente ordinaria, son tan impactantes y novedosas que le parecen transcendentales. Es la misma confusión que tendría si, en un sueño, reviviera el momento en el que nació. Puro caos perceptual, y cero espiritualidad trans.

La premisa es simple: solo una conciencia trans tiene experiencias trans. Para desarrollarla, el primerizo espiritual necesita un método integral. Debe entrenarse gradualmente para que su amor, compasión, ética, conocimiento racional, altruismo, grado de emociones negativas, calma mental y hasta su forma de andar estén en armonía con la transcendencia que tanto anhela experimentar.espiral-dinamica-espiritual

Así, y con constancia, su salto evolutivo es inevitable. Y aún más importante: independiente. El practicante espiritual genuino no necesita elementos externos para mantener su logro estable. Se lo ha ganado a pulso. Y ahora, mirando atrás, comprende que lo mejor acaba de empezar. Todavía le queda mucha espiral que explorar.

La meditación es la práctica más efectiva y segura para transformar nuestra mente. Por eso ponemos a tu disposición “El Arte de la Meditación”, un curso online gratuito sobre cómo empezar, avanzar y florecer en esta milenaria técnica. Guiado por Lama Rinchen Gyaltsen, también incluye meditaciones guiadas y la manera de integrarlas en la vida diaria.

¿Qué opinas del uso espiritual de un retiro de ayahuasca? ¡Cuéntamelo en los comentarios!