Inicia sesión

Introducción a las seis Paramitas

En el budismo es importante la noción y práctica de la virtud, tanto fuera del cojín como en las sesiones de meditación, pero ¿te has planteado alguna vez cuáles son las virtudes budistas? De entre todas ellas se enfatizan las seis paramitas —virtudes o perfecciones trascendentales—. Cuando recibí su enseñanza la primera vez me pregunté: “¿Por qué solo con seis paramitas se puede llegar a la liberación?”. Si te has planteado preguntas sobre las paramitas, quizás en este artículo —y en los siguientes sobre cada una de ellas— encuentres algunas pistas.
 

Contenidos

  1. Paramita: significado y factores que la definen
    1. Etimología
    2. Aspectos que debe cumplir
    3. Cualidades
    4. Tiene que estar libre de los siete apegos
  2. Definición y clasificación de las paramitas
    1. Generosidad
    2. Conducta
    3. Paciencia
    4. Entusiasmo
    5. Meditación
    6. Sabiduría
  3. La secuencia de las paramitas
    1. Según su relación causa-efecto
    2. Según una relación progresiva
    3. Según una relación de burdo a sutil
  4. Una invitación a perfeccionar las paramitas

 

1. Paramita: significado y factores que la definen

Dentro del vehículo majayana se halla el paramitayana cuyo nombre viene de las paramitas. Las paramitas se enseñaron en el segundo ciclo de enseñanzas del Buddha —o segundo giro de la rueda del Dharma— y pretenden eliminar estados aflictivos y sustituirlos por estados virtuosos para ayudar a todos los seres a llegar a la iluminación. Así pues, paramita no es otra cosa que bodhichitta, es decir, paramita es la aspiración y bodhichitta es la expresión de esa aspiración.

Por ello, estas paramitas o virtudes trascendentales nos ayuda a incrementar tanto la sabiduría como el mérito, ya que, por un lado, su práctica nos conecta con un aspecto de la verdad —por ejemplo, la impermanencia o el karma— y, por el otro, su estudio y reflexión nos ayudan a practicar mejor porque entendemos profundamente sus implicaciones.

a. Etimología

El significado de la palabra paramita tiene dos versiones:

Cualidad perfeccionada. Se basa en la palabra parama que significa “el más elevado”, y que se traduce, a veces, como “perfección”.

Virtud trascendental. En este caso se divide la palabra en dos: param, “otro” e ita, “logro, conquista”. Así, desde esta versión, podemos traducirla como “aquella virtud que conduce a la otra orilla” —más allá de samsara y nirvana—.

b. Aspectos que debe cumplir

Para que una virtud cualifique como paramita tiene que:

Tener una motivación pura, inspirada por bodhichitta —querer lograr la iluminación para llevar a ella a todos los seres—

Estar respaldada por la comprensión de la vacuidad de los tres factores —que sujeto, objeto y acción carecen de existencia inherente—

Estar sellada por la dedicación de méritos —para el beneficio de todos los seres—

c. Cualidades

Además, una paramita tiene que tener cuatro cualidades:

Descartar todas las formas de su opuesto por ejemplo, en el caso de la generosidad, la mezquindad; en el de la paciencia, la ira…—

Comprender la carencia de existencia inherente de personas y fenómenos

Satisfacer las necesidades de los demás, siempre que estas no vulneren la ética espiritual

Ayudar a progresar en el camino de tres maneras: cambio de conducta, interés en el camino espiritual y progreso espiritual

d. Tiene que estar libre de los siete apegos

Aquí se refiere a que, además de descartar el opuesto a la paramita, tenemos que ir más allá y también liberarnos del apego que nos despierta este. Así, para calificar como paramita, una virtud tiene que estar libre del apego a las posesiones, a posponer, a la satisfacción inmediata, a una recompensa en esta vida, a una recompensa en vidas futuras, al opuesto de la paramita y a las distracciones.
 

2.  Definición y clasificación de las paramitas

Vemos la definición de cada paramita y cómo se clasifican según su propósito.

a. Generosidad

La generosidad significa dar lo que se necesite para beneficiar a otros. La práctica de esta paramita nos proporciona recursos tanto externos como internos. Esto quiere decir, por ejemplo, tener medios para poder estudiar, hacer cursos, retiros; tener acceso a maestros… pero también la actitud mental para ser capaces de dejar atrás aferramientos a ideas preconcebidas y limitaciones conceptuales que nos impiden el progreso.

b. Conducta

Practicar la conducta significa abandonar las acciones negativas y realizar acciones positivas para el beneficio de otros. Se dice que perfeccionarla nos proporciona un cuerpo sano, en esta y en otras vidas.

c. Paciencia

Tener paciencia significa aceptar el presente y tener bajo control la resistencia mental y la irritación para el beneficio de los demás. La paciencia, en su aspecto más sutil, nos permite gestionar el origen de las acciones negativas que es la frustración. En el futuro, cuando nos convirtamos en bodhisattvas, nos traerá un séquito de estudiantes a quiénes guiar<.

d. Entusiasmo

El entusiasmo quiere decir implicarse con alegría en acciones virtuosas para beneficio de otros. Con él obtenemos energía para la práctica y, en este sentido, es una combinación de mérito y sabiduría, ya que, sin ganas, interés o alegría nada va a surgir.

e. Meditación

La meditación significa mantener en la mente un objeto virtuoso con la concentración focalizada en un solo punto. A través de la meditación, absorción meditativa o samadhi pacificamos las aflicciones manifestadas.

f. Sabiduría

Finalmente, la sabiduría es la realización correcta de la naturaleza de los fenómenos para el beneficio de los demás. Con ella, uno se libera de la confusión en todos los sentidos.

Las paramitas también se pueden clasificar según el tipo de practicante. En el caso de los monásticos se enfatiza la conducta, el entusiasmo, la meditación y la sabiduría; y en los laicos se pone más énfasis en la generosidad, la paciencia, el entusiasmo y la sabiduría.
 

3. La secuencia de las paramitas

Las paramitas pueden entenderse como una secuencia constructiva: de más simple a más compleja. Y se pueden interpretar desde tres perspectivas:

a. Según su relación causa-efecto

Una paramita causa o ayuda a generar la siguiente. La generosidad nos lleva a despreocuparnos de la riqueza y a adoptar la conducta; la conducta nos lleva a tolerar el abuso de otros; la paciencia nos lleva a aceptar las dificultades del camino con energía; el entusiasmo nos lleva a desarrollar el estado meditativo; y la práctica de la concentración permite que surja la sabiduría.

b. Según una relación progresiva

Las paramitas son —desde la generosidad a la sabiduría— de menos a más meritorias y beneficiosas. Esto es debido a que cada una de ellas —en esta relación creciente– está más cerca de la verdad: la sabiduría está más cerca de la verdad que la generosidad. En este sentido es interesante contemplar de qué manera la conducta nos acerca más a la verdad que la generosidad, o de qué manera el entusiasmo nos acerca más a la verdad que las tres anteriores.

c. Según una relación de burdo a sutil

La generosidad es la más accesible de todas las paramitas, mientras que la sabiduría es la que menos lo es. Todo el mundo puede dar algo —un vaso de agua, cariño, una sonrisa—, pero a medida que avanzamos por las seis paramitas, estas son más y más sutiles por lo que es más difícil trabajarlas y perfeccionarlas.

Resumiendo, el proceso sería:

La generosidad ayuda a aflojar las fijaciones, a crear espacio y, en consecuencia, se puede acceder a más energía mental 

La conducta encauza y dirige esta energía mental para que no se disperse

La paciencia ayuda a aumentar la energía mental y a superar las resistencias que la disipan

El entusiasmo nos lleva a insistir una y otra vez en la dirección adecuada, manteniendo el enfoque —y, por tanto, evitando la dispersión—

La meditación permite concentrar, de forma estable, el rayo de energía de la conciencia 

La sabiduría surge de la aplicación sistemática de la meditación. Esta hace que el rayo de energía de la conciencia penetre más y más capas de ilusión y confusión llegando, finalmente, a la realización de la verdadera naturaleza del ser y de los fenómenos

 

4. Una invitación a perfeccionar las paramitas

Las paramitas son tan importantes que dan nombre al paramitayana, uno de los vehículos del Dharma para alcanzar la liberación. Todo lo que ocurre en nuestro día a día es una oportunidad que nos invita a reflexionar de forma seria en cada paramita —en su significado y cualidades— y a implementarlas correctamente. Hacer esto constantemente y con alegría nos llevará a avanzar en el camino y a profundizar en el Dharma acercándonos al conocimiento y a la comprensión de la verdad.

 


 

Recursos de interés

Para indagar más en la práctica de las virtudes trascendentales te invitamos a apuntarte en el siguiente curso, sin coste y online:

El Camino de las Paramitas

Las primeras dos enseñanzasLa pura realidad y Las paramitas están accesibles en YouTube

¡No te las pierdas!

 


 

¿Has visto los otros artículos de esta serie sobre las seis perfecciones?

Aquí te proporcionamos los enlaces

La paramita de la generosidad

La paramita de la conducta

La paramita de la paciencia

La paramita del entusiasmo

La paramita de la meditación

La paramita de la sabiduría

¡No dejes de leerlos!

 


 

Reflexión

¿Cuál es tu experiencia respecto a las paramitas?

¿Con qué paramita te identificas más?

¡Cuéntanoslo en los comentarios!

 


 

Picture of jsole

jsole

Profesor de la Universitat de Barcelona en Oceanografía, Energía y Clima. Divulgador científico sobre temas ambientales y de recursos energéticos, profesor de taichi y estudiante de filosofía y meditación budista. Es autor en el blog de divulgación sobre temas ambientales y energéticos, Tempus fugit.

Jordi Solé

Investigador científico en el Instituto de Ciencias del Mar (CSIC). Divulgador científico sobre temas ambientales y de recursos energéticos, siendo autor en el blog Tempus fugit. Profesor de taichi y estudiante de filosofía y meditación budista.

12 comentarios

  1. Muchas gracias por tan valioso aporte, mi experiencia es muy limitada ya que soy principiante en el Dharma pero me identifico más con la paramita de la conducta y sobre todo con la de la paciencia (mi talón de Aquiles, jajajaja) aún así, me aplico en las dos primeras paramitas y gracias a nuestro querido Lama Rinchen Gyaltsen y a sus enseñanzas vamos avanzando.
    Infinitas gracias a todo el equipo Paramita 🙏☸️💚

  2. Gracias me interesa mucho las paramitas por que cada una de ellas se complementan en mi vida diaria me inclino mucho por la meditación,paciencia generosidad gracias lama,R

  3. En este momento, me empiezo a definir un poco con todas. La que más me cuesta, la meditación sentada. Gracias.

  4. Excelente escrito. La secuencia de las Paramitas me permitió verlas con una óptica diferente. Siempre tan importante leer y releer para encontrar nueva significación. Muchas gracias Jordi.

  5. @cratosw. Gracias a ti por la lectura y el comentario
    @Rosa. Gracias por el comentario, todos somos principiantes en el Dharma y todos tenemos mucho por aprender, gracias por recordarlo.
    @Dover. Gracias por el comentario y por escribir tus Paramitas preferidas.
    @Marta. Definitivamente, la meditación junto con la sabiduría las más hermosas pero las más difíciles. Muchas gracias por el comentario.
    @Carlos. Muchas gracias a ti por la lectura y el comentario, comparto contigo lo que comentas: tenemos que leer y releer una y otra vez para ir comprendiendo más y más.

  6. Sorry if I write in English, but pls do reply in Spanish. I am confused by the definition of the first paramitas, GENEROSIDAD. You say «…significa dar lo que se necesite para beneficiar a otros» but then it is all about the self: means to study, drop preconceived ideas, etc. Could you clarify? I am just starting your course, but I find it very interesting. In particular when you highlight the importance of the self esteem. Thanks in advance, massimo

  7. Dear Massimo,
    Although it could seem that it is all about the self, it is not. When you start the practice the self is there, we cannot deny it, however, we must aim for genuine no-self actions when we give. The idea is to look for the ‘Paramita’ which is the virtue that doesn’t rely in subject, object and mean (who gives, to who we give, the thing we are giving and the action of giving). This is the real objective of the practice and so, we practice to acquire this mental attitude when we give. With genuine practice we will, sooner or later, give with less self-implication, with less hope of receiving in return. This will give us another way to look at the act of giving and then a more deeper understanding of the interconnection of all actions made and so, of all the beings. I hope that this could clarify a little bit.
    Best regards,
    Jordi

  8. Gracias Profesor Solé, no sabia a ciencia cierta cuales eran las 6 Paramitas hasta que lei su escrito. Muchas Gracias por su tiempo al escribirlo. Abrazo en el Dharma.

  9. @Carlos33, gracias a ti por el interés y el comentario. Un abrazo en el Dharma.

  10. Tengo todas esas virtudes y a la vez me faltan! Todo depende de la profundidad con que evalúe, aunque bien afianzadas está la generosidad, punto flojo es la paciencia y de ahí en más, tendrían que fallar el entusiasmo, la meditación y la sabiduría. Tardé muchos años en encontrar mi cueva, estuve mucho tiempo en el cementerio y el valle lo conozco ahora. Puede ser que se alteren o superpongan estas 3 etapas?. Seguiré estudiando! Muchas gracias por abrir un espacio como este al que jamás hubiera creído que vería primero en YouTube! Aún estoy sorprendida y agradecida. Gracias, de corazón, gracias!

Deja una respuesta