Inicia sesión

Los votos de bodhisattva. Un compromiso de compasión y sabiduría

En el budismo majayana un bodhisattva es quien se compromete con la búsqueda de la iluminación no solo para su propia liberación personal, sino para ayudar en el beneficio y en la iluminación de todos los seres. Un bodhisattva es aquel que ha engendrado o realizado la bodhichitta mente o pensamiento de despertar en su continuo mental y se entrena para que sea la motivación principal en todos sus pensamientos, actitudes y acciones.

Este inconmensurable y noble ideal se plasma a través de los votos de bodhisattva, compromisos éticos y espirituales que guían todos los aspectos de la vida. Son votos principalmente mentales, de corazón, compromisos profundos e íntimos dirigidos por una gran motivación interna, de los que nadie, excepto nuestros maestros y amigos espirituales, tiene por qué saber.

Es muy importante comprender estos votos de modo genuino y, por ello, recibir orientación e instrucciones adecuadas de un maestro cualificado.

 

Contenidos

  1. ¿Qué es un bodhisattva?
    1. Las dos acumulaciones para el despertar
      1. Mérito
      2. Sabiduría
    2. La causa principal para adoptar bodhichitta
    3. Tres tipos de bodhisattvas
  2. ¿Qué es bodhichitta?
    1. Bodhichitta absoluta
    2. Bodhichitta relativa
      1. Bodhichitta que aspira
      2. Bodhichitta que emprende
  3. Beneficios de bodhichitta
  4. Métodos para generar y aumentar bodhichitta
    1. Condiciones propicias
    2. Las cinco fuerzas para generar bodhichitta según Maitreya
    3. En cada fase del camino
    4. Dos factores mentales esenciales
    5. Nueve métodos para aumentar bodhichitta y prevenir que disminuya
  5. Los votos y códigos éticos del bodhisattva
    1. ¿Cuáles son?
    2. ¿Cómo tomarlos?
    3. ¿Cuánto duran?
  6. Cumplimiento, ruptura, pérdida y restauración de los votos
    1. Tres elementos esenciales para conservar los votos
    2. ¿Qué significa transgredir, romper o perder los votos?
      1. Transgredir o romper los votos
      2. Perder los votos
    3. Retomar, reforzar y restaurar los votos
      1. Ante la transgresión, reforzarlos
      2. Ante la pérdida, retomarlos
  7. Seis consejos breves para el entrenamiento general del bodhisattva
  8. ¿Estoy preparado para tomar los votos

 

Si el mero deseo de ayudar a otros
es más sublime que venerar a los budas,
¿qué decir entonces de esforzarse para aportar
el bien y la felicidad a todos los seres sin excepción?

―Shantideva, Bodhisatvacharyavatara (1:27)

 

1. ¿Qué es un bodhisattva?

En sentido estricto, el término bodhisattva se aplica solo a los que han hecho el voto de alcanzar el despertar perfecto y completo con el fin de rescatar a los seres del ciclo de renacimiento y sufrimiento que representa el samsara. Es el viaje de un guerrero espiritual que se esfuerza en dedicarse al beneficio de todos los seres.

Dentro del budismo majayana se distinguen dos grandes caminos: el vehículo del bodhisattva paramitayana o bodhisattvayana y el vehículo de los vidyadharas mantrayana o vajrayana, del que se hablará en otro artículo. El camino del bodhisattva es llamado también vehículo gradual de las perfecciones trascendentales o vehículo causal porque uno se compromete con las causas para lograr el resultado

Aunque hay muchas diferencias sutiles entre los cánones shravakayana el canon paliy majayana el canon sánscrito, la esencia de este último puede resumirse en el deseo de llevar a todos los seres a la completa iluminación y compartir la visión filosófica que implica esta cita del Lankavatara Sutra (Capítulo 6: LXXXIII – LXXXIV)

Cinco dharmas o fenómenos, tres naturalezas,
ocho conciencias,
dos ausencias de existencia inherente de la realidad;
con ello se sintetiza la totalidad del Mahayana.

a. Las dos acumulaciones para el despertar

¿Cómo se dedican los bodhisattvas a la consecución del despertar? Reuniendo, acumulando y desarrollando gradualmente los dos montones de mérito y sabiduría, como las dos alas que un pájaro necesita para volar o las dos piernas para andar el camino.

i. Mérito

El mérito se describe en distintos contextos como:

•  Virtud ― los estados nobles como la generosidad, la conducta ética o la paciencia

•  Método ― los medios hábiles para desarrollar y realizar virtud y/o sabiduría

•  Compasión ― el deseo de que todos los seres estén libres del sufrimiento y de sus causas

ii. Sabiduría

El aspecto de sabiduría puede entenderse como:

•  La adquisición subjetiva de conocimiento, comprensión y gnosis

•  El acceso a la realidad objetiva: vacuidad, dharmadhatu (la dimensión global de la esfera no-dual percibida por los buddhas en dharmakaya) y dharmakaya (la dimensión de la verdadera naturaleza de los fenómenos)

La meta final de todo camino espiritual budista es la sabiduría, que será lo que definitivamente nos liberará; pero si no tenemos el nivel adecuado de mérito, no habrá realizaciones, no tendremos acceso a la gnosis última

Khenpo Rinchen Gyaltsen, de Los Tres Códigos

b. La causa principal para adoptar bodhichitta

Desde la certeza de la renuncia a samsara, la principal causa para adoptar el voto de bodhichitta es la compasión, que será la Gran Compasión cuando vaya acompañada de la sabiduría última de la vacuidad. 

c. Tres tipos de bodhisattvas

El bodhisattva aspirante se compromete con los tres aprendizajes conducta, meditación y sabiduría, la práctica de las paramitas y la evolución por las etapas del camino hasta llegar al camino de la visión donde pasará a ser un bodhisattva realizado. El camino continúa estabilizando el logro, eliminando residuos y realizando las inconmensurables tareas hasta ser un bodhisattva perfecto.

Es fundamental como bodhisattva entrenarse paso a paso y progresivamente, tratando de preservar la mente bondadosa y compasiva por encima de todo. Debemos cultivar el aprecio por los demás, el altruismo amor bondadoso, compasióny la sabiduría, transformándonos a nosotros mismos y contribuyendo a la felicidad de otros, comprendiendo la verdad esencial de la igualdad y la interdependencia hasta la no-dualidad última.

Se dice en la tradición que un auténtico bodhisattva debería apreciar a los demás tanto como una madre a su único hijo. ¡Así de inconmensurable es la aspiración que nos propone este héroe espiritual! Para algunos, esto será incomprensible, sobre todo en nuestras sociedades capitalistas cuya premisa es que somos egoístas sentimentales/racionales buscando exclusivamente maximizar el interés propio, ajeno a toda consideración ética sobre los efectos en los demás y en el medio. Bodhichitta nos ofrece la oportunidad de realizar un cambio radical de paradigma en la manera de entender y relacionarnos con nosotros y con los demás.

 

2. ¿Qué es bodhichitta?

Para nuestra felicidad y prosperidad y la de los demás no hay nada más excelente que generar la mente de la iluminación

S. Em. Khondung Asanga

Chandrakirti recuerda que la causa de un buddha son los bodhisattvas; y la causa de estos es bodhichitta, la cual nace de la compasión. Es por eso que muchos sabios elogian, alaban por encima de todo la compasión.

Bodhichitta significa mente/corazón iluminado o del despertar, que une compasión y no-dualidad. El término también connota la Gran Compasión ilimitada del bodhisattva que incluye a todos los seres y todo el espacio/tiempo en su aspiración.

Cuando hablamos de bodhichitta estamos hablando de un estado mental, una actividad subjetiva que ocurre momento a momento (en un continuo mental individual) e implica determinación activa de lograr el resultado.

En función de la fase del camino y del nivel del practicante, la bodhichitta tendrá aspectos de aspiración, compromiso, disposición mental, propósito, perspectiva o visión, meta, logro, etc.

a. Bodhichitta absoluta

Llamamos bodhichitta absoluta a la gnosis de la realidad última, la realización del dharmadhatu o vacuidad, que es un logro de las etapas finales del camino en el primer bhumi, una experiencia íntima y, por ello, no transmisible por un maestro ni asumible a voluntad. Es realizar la naturaleza inefable y última de todos los fenómenos, la comprensión profunda de la sabiduría de la vacuidad y de la no existencia inherente. Es un estado de conciencia que implica no-dualidad de compasión y sabiduría.

b. Bodhichitta relativa

Bodhichitta relativa se puede definir como el compromiso de realizar esa gnosis para el bien de los seres. Y esta se divide en bodhichitta que aspira y bodhichitta que emprende.

Bodhichitta relativa también es un estado sublime en la medida que tiende a trascender el egocentrismo y la dualidad. Trasciende la noción de:

•  Clase y número de seres porque incluye a todos

•  Tiempo porque engloba los tres tiempos pasado, presente y futuro

Y abarca también todos los tipos de sufrimiento y sus niveles de causación: el sufrimiento resultante en el mundo, karma, aflicciones, egocentrismo e ignorancia fundamental.

i. Bodhichitta que aspira

La bodhichitta que aspira es el anhelo de lograr el despertar para el beneficio de todos los seres y se compromete con ese resultado. 

ii. Bodhichitta que emprende

Y la bodhichitta que emprende se compromete con las causas y acciones virtuosas para lograr la consecución de dicho resultado.

La bodhichitta aplicada se involucra en la aplicación de las paramitas y las cuatro maneras de ayudar a los seres.

La práctica meditativa por excelencia en este camino se centra en la comprensión y realización del amor bondadoso, compasión, igualdad e intercambio.
 

3. Beneficios de bodhichitta

Los maestros insisten en la importancia de reflexionar sobre las ventajas que nos aporta bodhichitta, y comprender realmente por qué es el mejor modo de obtener beneficio para nosotros y los demás a largo plazo. Al principio puede resultar contraintuitivo o difícil porque valorar esas ventajas y realizar que adoptar bodhichitta es lo más beneficioso suele ser contrario a nuestros hábitos y a otras “instrucciones o modos de ver” aprendidos culturalmente.

Desde un punto de vista práctico, bodhichitta es un medio hábil frente a la obsesión con nosotros mismos, a la tiranía de los caprichos del ego. Como antídoto al egocentrismo, disminuye los estados aflictivos y las acciones torpes, y aumenta las conductas positivas y activa la empatía.

Bodhichitta propone un cambio cuántico de visión y actitud, ver el mundo “con otras gafas”, con un criterio más alineado con aspectos de la verdad como el amor, la interdependencia, la compasión, la igualdad, etc., y nos aproxima por ello a practicar virtud.

En niveles más avanzados del camino también es preciso recordar las limitaciones del nirvana estático, fomentando el altruismo que alienta a no permanecer o buscar exclusivamente el nirvana personal, sino el beneficio de todos los seres.

Para actualizar los frutos que provee bodhichitta es esencial recordar las consecuencias positivas de traer a la mente el pensamiento del despertar, y las consecuencias negativas de dejar la mente a merced de hábitos, aflicciones y aferramientos de todo tipo. Una sencilla práctica recomendada para la vida cotidiana es recitar bodhichitta antes de emprender cualquier acción y dedicar el mérito al acabarla, manteniendo en mente (si es posible) la falta de existencia inherente de las tres esferas.

En palabras de Shantideva en el Bodhisatvacharyavatara:

Los que desean superar las innumerables aflicciones de la existencia,
los que aspiran a eliminar el sufrimiento de los seres
y los que quieren disfrutar de inmensa dicha
no deben jamás abandonar la bodichita. (I:8)

Y,

Pues, desde el mismo momento
en que alguien asume la bodichita
Con una determinación irreversible
de liberar completamente a los seres infinitos,

aunque esté distraído o dormido,
el poder de sus méritos crece
de un modo abundante y continuo
e iguala al espacio infinito. (1:18-19)

 

4. Métodos para generar y aumentar bodhichitta

Ese deseo de beneficiar a los seres,
un beneficio que otros no desean ni para sí,
esa extraordinaria joya de la mente,
que nazca es una maravilla sin precedente.

―Shantideva, Bodhisatvacharyavatara (1:25)

Técnicamente ese “pensamiento del despertar” surge en el mismo momento de la resolución, que es la esencia misma del voto de bodhisattva. El término sirve para explicar el poder del ritual y, en general, el poder de las buenas intenciones. Implica, además, que el despertar se obtiene con algo más (la sabiduría) que el mero esfuerzo o la voluntad personal.

a. Condiciones propicias

Algunas condiciones que favorecen el desarrollo de bodhichitta relativa:

•  Perfecta afinidad o activación del “gotra” gen espiritual del majayana. Signos de esto son tener compasión espontánea, interés por las enseñanzas majayana, paciencia / habilidad ante las dificultades y estar naturalmente motivados en desarrollar virtud.

•  Confianza en las Tres Joyas de refugio

•  Compasión

•  Valentía e intrepidez ante la existencia cíclica y las dificultades de trabajar para el bien de otros

b. Las cinco fuerzas para generar bodhichitta según Maitreya

Según Maitreya en el Majayanasutralamkarakarika, la bodhichitta relativa se genera a través de cinco fuerzas. Si bien normalmente la primera fuerza es un maestro o guía que nos instruye e inspira, serán las cuatro fuerzas restantes las que le darán estabilidad y permanencia ante circunstancias adversas. Estas cuatro fuerzas tienen que ver con:

•  La madurez de nuestra afinidad o conexión

•  El desarrollo de mérito y virtud

•  Los aprendizajes en vidas pasadas 

•  Nuestra familiarización con el Dharma estudio, contemplación y meditación en el presente 

Si hay espiritualidad realmente, siempre, en cada fase, es bodhichitta

Khenpo Rinchen Gyaltsen

c. En cada fase del camino


Desde el punto de vista de las etapas y fases del camino:

•  Al inicio, bodhichitta es como la semilla para la siembra. En esta etapa de preparación y acumulación, surge de la fuerza de la afinidad de una mente fértil que aprecia las enseñanzas, los estados nobles y los maestros realizados

•  Durante el camino, bodhichitta es como el agua que riega la cosecha, y es fundamental para no corrompernos o desviarnos del sendero por orgullo, egocentrismo, etc.

•  En el primer bhumi, bodhichitta surgirá de la sabiduría primordial y de una intención extraordinaria. 

•  Y en los últimos bhumis, madura sin esfuerzo hasta el estado resultante de la perfecta budeidad donde bodhichitta puede entenderse como fruto natural o resultado no-dual de compasión y sabiduría.

El mero deseo de algún tipo de bodhichitta no constituye compromiso alguno. Primero, aparece el deseo o aspiración de querer lograr la iluminación para el beneficio de todos. Luego, el compromiso solo se asume cuando se adoptan votos, implementando también en la mente la intención de renunciar a todo lo incompatible con mantener ese propósito. Posteriormente, uno debe desarrollar las prácticas necesarias para ello, sosteniendo, aumentando y protegiendo la joya de la bodhichitta.

Y esto nos lleva a otro punto muy importante: Tenemos que estar totalmente seguros de que es posible alcanzar esa iluminación y que nosotros tenemos el potencial para ello.

d. Dos factores mentales esenciales

Para implicarse verdaderamente con bodhichitta, Atisha, en el El sutra solicitado por el Arya Gaganagania incluye dos factores (mentales) a tener en cuenta para emprender un camino genuino: sinceridad y sinceridad (o resolución) excepcional.

La primera sinceridad es la que más nos incumbe como principiantes. Implica:

•  Falta de hipocresía no esconder nuestras propias faltas. Esta falta contiene otros dos factores: ser honesto y ser claro (abierto). 

•  Falta de pretensión no pretender tener cualidades que no tenemos. Esta falta comprende no ser falso o artificial y tener motivación pura (no mezclada con intereses mundanos).

La sinceridad (o resolución) excepcional tendrá, más adelante, otros dos factores: desapego y “avance constructivo”.

e. Nueve métodos para aumentar bodhichitta y prevenir que disminuya

1) Situarnos genuinamente bajo la dirección de un maestro o guía espiritual.

2) Generar la confianza correcta en las Tres Joyas y en el maestro.

3) Reflexionar y comprender los beneficios de la “mente del despertar”, así como los del camino y su resultado.

4) Recordar las cualidades de buddhas y bodhisattvas.

5) Generar el entusiasmo alegre de lograr el bienestar propio y el de los demás.

6) Evitar la transgresión de los votos. 

7) Meditar en apreciar a los demás y en el amor bondadoso, y regocijarnos por los actos virtuosos y la felicidad de otros. 

8) Recitar la Oración de Siete Ramas.

9) Actualizar los compromisos constantemente.

 

5. Los votos y códigos éticos del bodhisattva

El refugio y sostener algún voto de liberación personal ―los votos pratimoksha de shravakayana son la base para los votos de bodhisattva, por lo que, a nivel ético, los preceptos de bodhichitta se incorporan (y trascienden) el código pratimoksha. 

Así como los votos pratimoksha se centran en cuerpo y palabra, el de bodhichitta es un voto mental.

a. ¿Cuáles son?

Siguiendo los preceptos básicos de bodhichitta relativa, el bodhisattva desarrolla tres ejes éticos: 

•  La conducta de eliminar las diez acciones no virtuosas y toda acción dañina. Y arrepentirse genuinamente de lo mal hecho.

•  La conducta de desarrollar virtud, mérito y sabiduría

•  La conducta de beneficiar a los demás.

Aunque hay distintas versiones históricas y clasificaciones de los votos, el Sutra Akashagarbha armoniza las escuelas Chittamatra y Madhyamaka en 18 votos raíces o cardinales

>> Descargar los 18 votos raíces o cardinales del Bodhisattva aquí >>

Los 18 votos raíces reciben ese nombre porque hace referencia a conductas que deben eliminarse de raíz. En la escuela Madhyamaka hay 80 infracciones secundarias que se refieren esencialmente a comportamientos inadecuados relacionados con las seis paramitas. Pueden sintetizarse en no aliviar el sufrimiento o no aumentar la felicidad física y mental de los seres, ahora y en el futuro.

b. ¿Cómo tomarlos?

La forma ritual puede variar según la tradición y el linaje específico, pero, de forma genérica, se suele desarrollar una ceremonia formal en presencia de un maestro espiritual y de la comunidad, siendo en este contexto las cuatro principales: 

•  El ritual de la escuela Chittamatra (Asanga, Chandragomin).

•  El ritual de la escuela Madhyamaka (Nagaryuna, Shantideva).

•  El linaje de los majasiddhas (p. ej. Virupa).

•  Durante los preparativos de un rito iniciático en el mantrayana.

Los que se comprometen con los votos están generando ambas bodhichittas relativas; y los preceptos son las líneas maestras para protegerlas, desarrollarlas y perfeccionarlas.

La primera vez se aconseja recibir los votos de bodhisattva de un maestro. Posteriormente, los deberíamos renovar y seguir actualizando cada día (de forma privada), y aprovechar toda oportunidad de volver a recibirlos de los maestros cada vez que se presente la ocasión.

c. ¿Cuánto duran?

Mientras los votos de liberación personal ―los votos pratimoksha de shravakayana se toman para una vida y desaparecen con el cuerpo, los votos de bodhisattva verdaderamente instaurados en el continuo mental, no se aplican exclusivamente a esta existencia, sino que es un compromiso hasta que samsara se vacíe. Por eso muchos maestros majayana insisten en la importancia de morir con los votos intactos y presentes. En cualquier caso, por decaimiento o debilitamiento fruto de otros karmas, conviene siempre seguir acumulando mérito y retomarlos en cada vida, así como actualizarlos cada vez que sea posible, además de cumplirlos lo mejor que podamos.

 

6. Cumplimiento, ruptura, pérdida y restauración de los votos

Estos compromisos para una vida ética y compasiva proporcionan un marco, un molde conductual y mental que nos alienta y favorece el incremento de cualidades positivas y el abandono de acciones perjudiciales y dañinas. Son una forma de desarrollo personal y una fuente de inspiración para seguir el camino del bodhisattva con dedicación y constancia.

a. Tres elementos esenciales para conservar los votos

Para mantener los votos es necesario ejercitar tres factores:

•  Cuidado y autocontrol para quedarnos dentro de los límites éticos adoptados, sean cuales sean las circunstancias.

•  Atención plena (recolección) para activamente recordar y sostener en la mente los compromisos.

•  Atención vigilante y estado de alerta para comprobar que nuestro comportamiento se alinea con dichos compromisos.

Al principio el reto parece inasumible, pero, poco a poco, podemos familiarizarnos con ese estado mental y adoptar los votos en función de nuestras capacidades reales, algo muy importante para no frustrarnos o defraudarnos a nosotros mismos, a los demás o con el camino.

b. ¿Qué significa transgredir, romper o perder los votos?

El incumplimiento o ruptura conduce a un deterioro en el crecimiento espiritual y obstaculiza el desarrollo de cualidades positivas.

i. Transgredir o romper los votos

Transgredir los votos los debilita, pero no supone una ruptura total, a menos que existan cuatro factores vinculados a la acción:

•  No arrepentimientono considerar que el acto negativo es perjudicial. 

•  Estar habituados a la transgresión y tener intención de repetirla.

•  Deleitarse en la acción negativa.

•  No tener vergüenza o consideración por los demás y no reparar el daño.

Según el maestro Trinlepa, la ruptura de un voto daña realmente la bodhichitta emprendedora. Pero la bodhichitta aspirante no se pierde, siempre que uno no haya abandonado la resolución del despertar para el beneficio de todos los seres y mantenga esa aspiración.

ii. Perder los votos

Perdemos los votos raíces cuando dejamos de moldear nuestra vida con ellos o dejamos de intentar mantenerlos.

Hay dos votos que, al romperlos, por el mero hecho de que nuestra opinión o visión cambia, perdemos inmediatamente todos los preceptos del bodhisattva. Estos son:

•  Voto 9. Mantener visiones que el budismo considera incorrectas (p. ej. no creer en la ley del karma o en la interdependencia, etc.).

•  Voto 18. Abandonar bodhichitta.

c. Retomar, reforzar y restaurar los votos

i. Ante la transgresión, reforzarlos

Cuando se transgreden los votos, se deben retomar y reforzar a través de los cuatro poderes correctivos:

1) Ver la acción como negativa y arrepentirse genuinamente de ella.

Los maestros enfatizan la diferencia entre arrepentimiento y culpa. Arrepentimiento aquí es el deseo de no haber cometido tal acto entendiendo que es un error. Es lo contrario a disfrutar o regocijarnos después de una acción negativa. La culpa, por el contrario, identifica la acción dañina con el actor, y deja en este una huella negativa, considerando el yo como algo con existencia inherente, solidificando la identidad del agente. Por eso, la culpa no es una respuesta útil a nuestros errores ya que nos condena, deja poco margen de maniobra y nos priva de autoestima y posibilidad de cambio.

2) Renovar el compromiso y la determinación de no volver a cometer esa acción.

3) Reafirmar la dirección y dedicación reforzando el refugio y la bodhichitta que aspira.

4) De forma constructiva, llevar a cabo medidas correctoras ―bodhichitta que emprende― en la dirección contraria a nuestra transgresión.

ii. Ante la pérdida, retomarlos 

Para recuperar los votos perdidos hay que restaurarlos por completo. Es necesario admitir el error y trabajar honestamente con los cuatro poderes correctivos para poder volverlos a instaurar. 

Lo más importante al inicio es evaluar nuestra capacidad para intentar mantenerlos como límites que definen los márgenes de nuestras acciones, como marco de referencia que no se debe abandonar, sin caer en la percepción ilusoria de que realmente vamos a poder cumplirlos de modo perfecto. Pero sin que esto sea una excusa para permitirnos ningún relax en el intento ni ningún autoengaño o autojustificación a nuestro favor.
 

7. Seis consejos breves para el entrenamiento general del bodhisattva

1) No rechazar o considerar insignificante a ningún ser (no dañar, engañar, manipular, etc.).

2) Reflexionar sobre los beneficios del camino recordando / recitando pasajes de las escrituras y comentarios. Recitar la fórmula y sus compromisos.

3) Esforzarse en cultivar mérito acompañado de sabiduría trascendental (libre de las tres esferas de sujeto, objeto y acción) al realizar las prácticas espirituales.

4) Refinar bodhichitta cultivando el altruismo: amor bondadoso, compasión, igualdad e intercambio.

5) Evitar las cuatro acciones negras y emprender las cuatro blancas.

6) No abandonar el deseo de lograr la iluminación ni de ayudar a otros.

 

8. ¿Estoy preparado para tomar los votos?

Los bodhisattvas han sido y son guías compasivos que ayudan a los demás en el camino al despertar, y nos inspiran a cultivar cualidades virtuosas, compasión y sabiduría. Cada uno de nosotros puede convertirse en bodhisattva, pero desde fuera no podemos saber exactamente quién lo es porque no podemos saber quién actúa o no motivado por bodhichitta. Por esta y otras razones en Tíbet se dice que nunca podemos maltratar a ningún ser porque no sabemos si es (o fue) un bodhisattva. Si alguien está tratando de lograr la iluminación para ayudar al despertar de todos los seres entonces es un bodhisattva, y nada podría hacer la vida más elevada que ese compromiso. 

Ahora, partiendo de nuestro estado mental actual, quizá hemos estudiado y practicado bodhichitta, pero…

 ¿Creemos realmente que podemos lograr la iluminación para beneficio de todos?

¿Creemos realmente que todos los seres pueden lograr la iluminación?

Si somos honestos, creo que el número y extensión de nuestros pensamientos, juicios, acciones, prácticas, compromisos, etc., que puedan cualificar genuinamente como majayana son verdaderamente muy pobres y escasos.

¿Realmente podemos hoy ni siquiera imaginarnos a todos los seres, a toda forma de vida sintiente… o tener pensamientos genuinos de bondad, amor y ecuanimidad hacia todos ellos… o comprender profundamente lo que es amor, compasión, vacuidad…? 

Creo que no debemos ser pretenciosos y fingir que somos practicantes que ciertamente no somos; esto, además de absurdo como una trampa al solitario, suele ser dañino. 

Pero creo a la vez que es importante destacar que todo pequeño paso, entrenamiento o desarrollo que logremos en la dirección de la compasión y bodhichitta es algo grandioso, de un beneficio inconmensurable, una joya que hay que alabar, cuidar y proteger.

***

La decisión de tomar los votos de bodhisattva es personal, y debe basarse en una evaluación honesta de la propia motivación y preparación. No hay una respuesta única para todos, ya que cada uno tiene su propio recorrido espiritual y su ritmo de desarrollo. Sin embargo, hay ciertas consideraciones que pueden ser útiles para decidir cuándo tomarlos:

1) ¿Tengo verdadera renuncia y cumplo los compromisos pratimoksha? 

2) Mi intención/motivación ¿es pura? Es esencial comprender la eficacia y exigencia del deseo sincero de trabajar por el bienestar de todos los seres y acompañarlo de un compromiso a largo plazo.

3) ¿Entiendo la sabiduría que respalda estos votos? Es fundamental recibir enseñanzas, tener un buen entendimiento de la filosofía budista, y claridad sobre los compromisos que se toman, así como sobre su significado.

4) ¿Tengo experiencia en la práctica de las paramitas, en la gama del altruismo y en la meditación? Es muy conveniente haber desarrollado hábitos de meditación, cultivar amor y compasión, y aplicar los principios éticos en la vida diaria.

5) ¿Estoy preparado a nivel mental y emocional? Se trata de ser capaz de afrontar los desafíos y dificultades que puedan surgir en el camino con una actitud resiliente y perseverante.

6) ¿Dispongo de la guía de un maestro espiritual cualificado? Un maestro genuino que ofrezca apoyo y claridad en el proceso, y ayude a profundizar en la comprensión de su significado ¡tiene un valor incalculable!

 


 

Este junio de 2024 disfruta de un ciclo extraordinario de iniciaciones y enseñanzas presenciales sobre los yogas iluminados de la compasión impartidos por Su Santidad el 42.º Sakya Trizin Ratna Vajra y de Khenpo Rinchen Gyaltsen en el Centro Budista Sakya de Pedreguer (Alicante).

Toda la información la encontrarás en el siguiente enlace:

El Buddha de la Compasión: Iniciación y Retiro

 


 

Gracias a la comunidad Paramita y especialmente a María del Lluch González Vergara y a ven. Damcho Gyaltsen por la ayuda en la composición de este artículo.

 


 

Referencias

Rinchen Gyaltsen, Khenpo. Curso: Los Tres Códigos: visión integral de la ética budista.

Khondung Asanga Vajra Rinpoché. Conferencia: La mente de la iluminación: enseñanza de bodhichitta. 3 octubre 2021, Centro Budista Sakya, Pedreguer. 

Shantideva. 2008. La práctica del bodhisatva. Una traducción del Bodicharyavatara. Novelda, Alicante: Ediciones Dharma.

Study Buddhism. Artículos recuperados el 18 de abril de 2024. 

•  ¿Qué es un bodisatva?

•  Generar la bodichita y enfocarse en ella

•  Involucrarse en el comportamiento del bodisatva

•  Etapas de la bodichita

 


 

Juan Carlos Sánchez Ceballos

Juan Carlos Sánchez Ceballos

Compositor, letrista, guitarrista. Bajo el pseudónimo ‘Carlos Chaouen’ ha publicado 9 discos y colaborado con distintos artistas de la canción de autor, el rock o el flamenco. Licenciado en Psicología. Máster en Intervención Psicoterapéutica Cognitivo-Social. Instructor de meditación. Estudiante de filosofía y meditación budista.

Juan Carlos Sánchez Ceballos

Compositor, letrista, guitarrista. Bajo el pseudónimo «Carlos Chaouen» ha publicado 9 discos y colaborado con distintos artistas de la canción de autor, el rock o el flamenco. Licenciado en Psicología. Máster en Intervención Psicoterapéutica Cognitivo-Social. Instructor de meditación. Estudiante de filosofía y meditación budista.

9 comentarios

  1. Muchisimas gracias Carlos. Gran labor. Un super mega Dharma-abrazo

  2. ¡Cuánto me queda, Maestro!!!
    ¿ Cuánto me queda, Maestro??
    Gracias Carlos, gran trabajo …

  3. Muchísimas gracias Carlos! Hace pocos días concluí el curso de Los Tres Códigos que generosmente brindó Ven Khenpo, así que tu aporte me ayuda al repaso siempre necesario. Abrazo

  4. Muchas gracias por vuestros comentarios. Este artículo no hubiera sido posible de este modo sin la ayuda de María del Lluch, ven. Damcho Gyaltsen, Lana, Esther…,y la comunidad Paramita. Gracias a todos. Abrazos.

Deja una respuesta