! DESPIERTA TU POTENCIAL ¡ Teléfono (+34) 965 760 777 secretaria@paramita.org
Introducción a las Paramitas

Publicado: Sep 9, 2022

En el budismo es importante la noción y práctica de la virtud, tanto fuera del cojín como en las sesiones de meditación, pero ¿te has planteado alguna vez cuáles son las virtudes budistas? De entre todas ellas se enfatizan las seis paramitas –virtudes o perfecciones trascendentales–. Cuando recibí su enseñanza la primera vez me pregunté: “¿Por qué solo con seis paramitas se puede llegar a la liberación?”. Si te has planteado preguntas sobre las paramitas, quizás en este artículo –y en los siguientes sobre cada una de ellas– encuentres algunas pistas.

1.  Paramita: significado y factores que la definen

Dentro del vehículo majayana se halla el paramitayana cuyo nombre viene de las paramitas. Las paramitas se enseñaron en el segundo ciclo de enseñanzas del Buddha –o segundo giro de la rueda del Dharma– y pretenden eliminar estados aflictivos y sustituirlos por estados virtuosos para ayudar a todos los seres a llegar a la iluminación. Así pues, paramita no es otra cosa que bodhichitta, es decir, paramita es la aspiración y bodhichitta es la expresión de esa aspiración.

Por ello, estas paramitas o virtudes trascendentales nos ayuda a incrementar tanto la sabiduría como el mérito, ya que, por un lado, su práctica nos conecta con un aspecto de la verdad –por ejemplo, la impermanencia o el karma– y, por el otro, su estudio y reflexión nos ayudan a practicar mejor porque entendemos profundamente sus implicaciones.

a.  Etimología

El significado de la palabra paramita tiene dos versiones:

  • Cualidad perfeccionada. Se basa en la palabra parama que significa “el más elevado”, y que se traduce, a veces, como “perfección”.
  • Virtud trascendental. En este caso se divide la palabra en dos: param, “otro” e ita, “logro, conquista”. Así, desde esta versión, podemos traducirla como “aquella virtud que conduce a la otra orilla” –más allá de samsara y nirvana–.

b.  Aspectos que debe cumplir

Para que una virtud cualifique como paramita tiene que:

  • Tener una motivación pura, inspirada por bodhichitta –querer lograr la iluminación para llevar a ella a todos los seres–
  • Estar respaldada por la comprensión de la vacuidad de los tres factores –que sujeto, objeto y acción carecen de existencia inherente–
  • Estar sellada por la dedicación de méritos –para el beneficio de todos los seres–

c.  Cualidades

Además, una paramita tiene que tener cuatro cualidades:

  • Descartar todas las formas de su opuesto –por ejemplo, en el caso de la generosidad, la mezquindad; en el de la paciencia, la ira…–
  • Comprender la carencia de existencia inherente de personas y fenómenos
  • Satisfacer las necesidades de los demás, siempre que estas no vulneren la ética espiritual
  • Ayudar a progresar en el camino de tres maneras:
    • Cambio de conducta
    • Interés en el camino espiritual
    • Progreso espiritual

d. Tiene que estar libre de los siete apegos

Aquí se refiere a que, además de descartar el opuesto a la paramita, tenemos que ir más allá y también liberarnos del apego que nos despierta este. Así, para calificar como paramita, una virtud tiene que estar libre del apego a las posesiones, a posponer, a la satisfacción inmediata, a una recompensa en esta vida, a una recompensa en vidas futuras, al opuesto de la paramita y a las distracciones.

2.  Definición y clasificación de las paramitas

Vemos la definición de cada paramita y cómo se clasifican según su propósito.

Generosidad

La generosidad significa dar lo que se necesite para beneficiar a otros. La práctica de esta paramita nos proporciona recursos tanto externos como internos. Esto quiere decir, por ejemplo, tener medios para poder estudiar, hacer cursos, retiros; tener acceso a maestros… pero también la actitud mental para ser capaces de dejar atrás aferramientos a ideas preconcebidas y limitaciones conceptuales que nos impiden el progreso.

Conducta

Practicar la conducta significa abandonar las acciones negativas y realizar acciones positivas para el beneficio de otros. Se dice que perfeccionarla nos proporciona un cuerpo sano, en esta y en otras vidas.

Paciencia

Tener paciencia significa aceptar el presente y tener bajo control la resistencia mental y la irritación para el beneficio de los demás. La paciencia, en su aspecto más sutil, nos permite gestionar el origen de las acciones negativas que es la frustración. En el futuro, cuando nos convirtamos en bodhisattvas, nos traerá un séquito de estudiantes a quiénes guiar.

Entusiasmo

El entusiasmo quiere decir implicarse con alegría en acciones virtuosas para beneficio de otros. Con él obtenemos energía para la práctica y, en este sentido, es una combinación de mérito y sabiduría, ya que, sin ganas, interés o alegría nada va a surgir.

Meditación

La meditación significa mantener en la mente un objeto virtuoso con la concentración focalizada en un solo punto. A través de la meditación, absorción meditativa o samadhi pacificamos las aflicciones manifestadas.

Sabiduría

Finalmente, la sabiduría es la realización correcta de la naturaleza de los fenómenos para el beneficio de los demás. Con ella, uno se libera de la confusión en todos los sentidos.

Las paramitas también se pueden clasificar según el tipo de practicante. En el caso de los monásticos se enfatiza la conducta, el entusiasmo, la meditación y la sabiduría; y en los laicos se pone más énfasis en la generosidad, la paciencia, el entusiasmo y la sabiduría.

3.  La secuencia de las paramitas

Las paramitas pueden entenderse como una secuencia constructiva: de más simple a más compleja. Y se pueden interpretar desde tres perspectivas:

a.  Según su relación causa-efecto

Una paramita causa o ayuda a generar la siguiente. La generosidad nos lleva a despreocuparnos de la riqueza y a adoptar la conducta; la conducta nos lleva a tolerar el abuso de otros; la paciencia nos lleva a aceptar las dificultades del camino con energía; el entusiasmo nos lleva a desarrollar el estado meditativo; y la práctica de la concentración permite que surja la sabiduría.

b.  Según una relación progresiva

Las paramitas son –desde la generosidad a la sabiduría– de menos a más meritorias y beneficiosas. Esto es debido a que cada una de ellas –en esta relación creciente– está más cerca de la verdad: la sabiduría está más cerca de la verdad que la generosidad. En este sentido es interesante contemplar de qué manera la conducta nos acerca más a la verdad que la generosidad, o de qué manera el entusiasmo nos acerca más a la verdad que las tres anteriores.

c.  Según una relación de burdo a sutil

La generosidad es la más accesible de todas las paramitas, mientras que la sabiduría es la que menos lo es. Todo el mundo puede dar algo –un vaso de agua, cariño, una sonrisa–, pero a medida que avanzamos por las seis paramitas, estas son más y más sutiles por lo que es más difícil trabajarlas y perfeccionarlas.

Resumiendo, el proceso sería:

  • La generosidad ayuda a aflojar las fijaciones, a crear espacio y, en consecuencia, se puede acceder a más energía mental 
  • La conducta encauza y dirige esta energía mental para que no se disperse
  • La paciencia ayuda a aumentar la energía mental y a superar las resistencias que la  disipan 
  • El entusiasmo nos lleva a insistir una y otra vez en la dirección adecuada, manteniendo el enfoque –y, por tanto, evitando la dispersión–
  • La meditación permite concentrar, de forma estable, el rayo de energía de la conciencia 
  • La sabiduría surge de la aplicación sistemática de la meditación. Esta hace que el rayo de energía de la conciencia penetre más y más capas de ilusión y confusión llegando, finalmente, a la realización de la verdadera naturaleza del ser y de los fenómenos

4.  Una invitación a perfeccionar las paramitas

Las paramitas son tan importantes que dan nombre al paramitayana, uno de los vehículos del Dharma para alcanzar la liberación. Todo lo que ocurre en nuestro día a día es una oportunidad que nos invita a reflexionar de forma seria en cada paramita –en su significado y cualidades– y a implementarlas correctamente. Hacer esto constantemente y con alegría nos llevará a avanzar en el camino y a profundizar en el Dharma acercándonos al conocimiento y a la comprensión de la verdad.

Si quieres saber más sobre la práctica de estas virtudes trascendentales, te invitamos a apuntarte al curso El camino de las Paramitas, ocho sesiones sin coste y online, del 10 de septiembre al 29 de octubre.

¡No te lo pierdas!

¿Cuál es tu experiencia respecto a las paramitas? ¿Con qué paramita te identificas más?

¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Jordi Solé es profesor de la Universitat de Barcelona en Oceanografía, Energía y Clima. Divulgador científico sobre temas ambientales y de recursos energéticos, profesor de taichi y estudiante de filosofía y meditación budista. Es autor en el blog de divulgación sobre temas ambientales y energéticos, Tempus fugit.

Próximos eventos 

« septiembre 2022 » loading...
LMXJVSD
1
2
3
4
5
6
7
8
9
1
2
Lun 26

Meditaciones guiadas en directo

26 septiembre a 19:30 CEST
Mar 27

Meditaciones guiadas en directo

27 septiembre a 19:30 CEST
Mié 28

Meditaciones guiadas en directo

28 septiembre a 19:30 CEST
Jue 29

Meditaciones guiadas en directo

29 septiembre a 19:30 CEST
Vie 30

Meditaciones guiadas en directo

30 septiembre a 19:30 CEST

4 Comentarios

  1. Enrique

    Muchas gracias Jordi😊

  2. Rosa

    Muchas gracias por tan valioso aporte, mi experiencia es muy limitada ya que soy principiante en el Dharma pero me identifico más con la paramita de la conducta y sobre todo con la de la paciencia (mi talón de Aquiles, jajajaja) aún así, me aplico en las dos primeras paramitas y gracias a nuestro querido Lama Rinchen Gyaltsen y a sus enseñanzas vamos avanzando.
    Infinitas gracias a todo el equipo Paramita 🙏☸️💚

  3. Dover_hoyos__

    Gracias me interesa mucho las paramitas por que cada una de ellas se complementan en mi vida diaria me inclino mucho por la meditación,paciencia generosidad gracias lama,R

  4. Marta

    En este momento, me empiezo a definir un poco con todas. La que más me cuesta, la meditación sentada. Gracias.

Enviar un comentario

Otras publicaciones que podrian interesarte

La anhelada visita de nuestros maestros

La anhelada visita de nuestros maestros

¿En algún momento has percibido un llamado interno que te ha motivado a buscar incansablemente el camino espiritual? Cuando encuentras ese algo, descubres que no estás solo –que hay personas con las mismas o similares inquietudes que tú– y, por sobre todo, que existen maestros generosos dedicando su vida para brindarte las herramientas necesarias para [...]

leer más
Tara: La Noble Liberadora

Tara: La Noble Liberadora

Tara es la Buddha femenina más alabada en todas las tradiciones del budismo tibetano. Su imagen juvenil –de color verde esmeralda, sentada sobre una flor de loto– evoca una sensación de serenidad e intrepidez simultáneamente. Desde el primer instante que tuve la oportunidad de participar en la práctica de Tara me cautivó su belleza y [...]

leer más