ClickCease La Puya de los Dieciséis Arjats: un gran compromiso y una gran ofrenda | Paramita
! DESPIERTA TU POTENCIAL ¡ Teléfono (+34) 965 760 777 secretaria@paramita.org

La primera vez que visité la Fundación Sakya en Alicante, España, tuve mi primer contacto con el aspecto ritualista del budismo tibetano. Recuerdo estar sentada en el impresionante Templo de Buddha y contemplar los 16 Arjats representados en thangkas en lo alto, como observando las actividades del Dharma. Para mi sorpresa, no solo eran parte de la iconografía del templo, sino que practicamos una ofrenda especial e invocamos sus bendiciones una y otra vez. ¿Por qué recitar La Puya de los Dieciséis Arjats es tan importante para nuestro desarrollo espiritual? Descubramos…

1.  La actividad de Buddha que trasciende

Durante mi primera visita al Centro Budista Sakya en Alicante, España, me cautivó el Templo de Buddha. Observaba con interés las impresionantes estatuas; en el centro, el Buddha Shakyamuni acompañado por Padmasambhava y el fundador del Linaje Sakya, Sachen Kunga Ñingpo. En lo alto, como si nos estuvieran observando, se encuentran 16 thangkas. Naturalmente, pregunté quiénes estaban representados en ellas y me respondieron que eran los 16 Arjats. Inmediatamente surgió en mi mente una pregunta: ¿Quiénes son los 16 Arjats y por qué están en el templo?

Tras un tiempo de estudio y reflexión pude ir conectando con el origen de este noble linaje. Comenzamos por quién dio origen a las enseñanzas: el Buddha Shakyamuni. En su paso por esta tierra hace más de 2500 años, Gautama Buddha se iluminó. Pero no se quedó con su descubrimiento, sino que, en respuesta a las peticiones y necesidades de los seres, enseñó el Dharma y guió a muchos seguidores hacia estados muy elevados y sublimes. 

Justo antes de pasar al paranirvana, el Buddha solicitó a sus principales dieciséis discípulos que permanecieran con nosotros para guiarnos y proteger las actividades del Dharma. Ellos habían alcanzado el estado de arjat –el primer nivel de la iluminación–, pero esto no fue disuasivo, sino que, como una expresión de su gran compasión, asumieron este compromiso trascendental. 

Como resultado, las enseñanzas del Buddha pasaron de generación en generación a través de una línea directa de maestros a discípulos. De esta manera, los sostenedores del Linaje Sakya, los Sakya Trizin, representan el océano de conocimiento y realizaciones del Buddha. 

Ahora bien, durante mi visita surgió otro detalle interesante: celebramos una ofrenda especial, la cual se conoce como la Puya de los Dieciséis Arjats. En esa primera ocasión no comprendía lo que estaba recitando, era muy ajeno para mi paladar occidental. Me preguntaba: “¿Por qué necesitamos hacer una ofrenda tan elaborada para los 16 Arjats?”.

2.  Los 16 Arjats, el compromiso de un bodhisattva iluminado

Por un minuto, imagínate que tienes la oportunidad de descubrir una fuente inagotable de tesoros, es tan atractiva que solo la guardas para ti y, al morir, nunca compartes con nadie dónde está y cómo encontrarla. ¡Qué desperdicio!, ¿verdad? 

La vida y enseñanzas del Buddha apuntan hacia la dirección del desprendimiento, incluso van más allá y nos invitan a desear alcanzar la iluminación para el beneficio de todos y no solo para el beneficio individual. Naturalmente nos preguntamos ¿por qué es tan importante un compromiso con todos? No estamos acostumbrados a un nivel tan elevado de desprendimiento. 

El Buddha, motivado por su gran compasión, giró la rueda del Dharma ofreciéndonos a todos la oportunidad de liberarnos del sufrimiento y de la existencia cíclica. De la misma manera, los 16 Arjats expresaron su gran compasión aceptando el compromiso de ayudarnos a nosotros y a todas las generaciones futuras hasta la llegada del próximo Buddha Maitreya

Para lograr la iluminación necesitamos la guía de los maestros; y los maestros están disponibles gracias al noble compromiso que surge de su gran compasión. Reconociendo la nobleza de los seres que, habiendo logrado la iluminación, permanecen con nosotros para ayudarnos y guiarnos, surge la devoción y el genuino deseo de ofrecerles lo mejor, y llegar a ser como ellos.

3.  La Puya de los Dieciséis Arjats, un medio para expresar la devoción

Esta puya consiste en una serie de meditaciones, oraciones y visualizaciones guiadas, las cuales incluyen tomar refugio, generar la aspiración de la mente iluminada, una versión elaborada de la Oración de las Siete Ramas, se realizan ofrendas y se invoca la presencia de los buddhas y bodhisattvas en nuestras vidas.

Estas oraciones son ofrecimientos a los seres iluminados porque reconocemos que necesitamos su guía y dirección. Este medio nos permite expresar nuestra gratitud, nuestra generosidad y ofrecer lo mejor de nosotros a estos nobles seres. 

Este estado de entrega total genera las condiciones óptimas para que la actividad iluminada pueda manifestarse en nuestras vidas y, si la acompañamos con un genuino deseo de beneficiar a todos los seres, el impacto es trascendental. De esta manera, recitamos, una vez tras otra, las oraciones hasta que la devoción surja de forma genuina.

La primera vez que practiqué La Puya de los Dieciséis Arjats me pareció muy extraño y ajeno, pues no sabía a quiénes estaba nombrando ni por qué hacer esta práctica era tan importante. Recuerdo que el ven. Lama Rinchen nos animaba diciendo: 

Cuando algo nos parece extraño es porque esconde un gran tesoro que necesita ser revelado

Siguiendo su consejo, me di la oportunidad de practicar la puya con apertura. Al principio me percaté de que esta ofrenda se realizaba en todas las conmemoraciones de las fechas clave de la vida del Buddha y en los aniversarios de los grandes maestros. Pensé entonces que había una pista en lo que sus vidas representan y lo que yo necesito hacer para alcanzar lo que ellos lograron. Al verlo desde esta perspectiva, la práctica tomó un matiz diferente. ¡Aquí hay un tesoro! 

Resulta que los buddhas no necesitan mis ofrendas ni mis oraciones; soy yo la que necesito de su presencia, su guía y su actividad en mi vida para superar los obstáculos y encaminarme en el sendero que ya ellos transitaron. La puya es un medio para crear condiciones favorables en mí y en la comunidad espiritual de modo que nunca nos falte la presencia de los maestros realizados, que nunca nos falte quien nos guíe en esta travesía. ¡Ahora tiene más sentido!

4.  Aprovecha la guía para generar la conexión

Ahora bien, ya que hemos descubierto parte del tesoro, no nos engañemos, pues queda mucho por descubrir. Cada práctica es un medio para desvelar el mar de riquezas que contiene el Dharma. Debemos tener presentes las palabras del ven. Lama Rinchen, quien nos inspira recordándonos que necesitamos encontrar la llave que abre la puerta de nuestro corazón, abrirnos a la experiencia.

La Puya de los Dieciséis Arjats es un medio para comenzar a abrirnos generando mérito, invocando la admiración hacia la nobleza de los seres iluminados y conectándonos con la actividad iluminada, con los maestros. ¡Aprovecha la oportunidad!  Permite que las oraciones guiadas de la puya te lleven hacia la fuente inagotable de tesoros que el Buddha Shakyamuni nos desveló y que quedó bajo la protección de los 16 Arjats. 

Si estás interesado en explorar los beneficios de La Puya de los Dieciséis Arjats, te invitamos a participar en las próximas celebraciones de los aniversarios de S. S. Sakya Trizin 43 Gyana Vajra, el 5 de julio y S. S. el Dalái Lama, el 6 de julio de 2022.

¡No te lo pierdas!

¿Alguna vez has practicado La Puya de los Dieciséis Arjats?  ¿Cómo fue tu experiencia?

¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Ruthmaris Nieves

Terapeuta Ocupacional, Gerontóloga y Administradora de Servicios de Salud. Trabaja en el mejoramiento de los servicios de rehabilitación física, la promoción de estilos de vida saludable y la prevención de lesiones. Es tutora en Paramita y practicante en formación del desarrollo espiritual