Teléfono (+34) 965 760 777 [email protected]
Cultivando el equilibrio atencional y la calma mental

Publicado: Ene 5, 2023

Existen muchos momentos en los que reflexiono sobre mi vida, y uno muy especial es en los primeros días del año nuevo. El calor del hogar, el descanso y la ilusión de comenzar un nuevo ciclo trae consigo entusiasmo y alegría. Generalmente, reflexiono sobre el balance general del año que se ha ido y me pregunto ¿cuáles son mis metas para este nuevo año?, ¿cómo lograrlas? 

¿Tú también lo haces? 

De una u otra forma, todos deseamos ser más felices, pero no sabemos exactamente cómo. Y a esta confusión se suma la hiperestimulación sensorial, el ruido constante, el estrés y las preocupaciones diarias que ensombrecen aún más nuestros intentos por lograr esta noble aspiración.

Sin embargo, en mi búsqueda por una vida mejor descubrí un método basado en la sabiduría que ha sido enseñado por grandes maestros y que podemos emplear para iluminar esas sombras que nos confunden.

Se hace a través de un entrenamiento mental integral que nos encaminará de una manera rápida y directa a la felicidad verdadera. Uno de sus pilares es la meditación que, en mi corta experiencia, ha transformado positivamente mi vida. 

En este artículo compartiré contigo lo que he aprendido sobre la meditación, ¿por qué meditar?, ¿cómo empezar? Y abordaremos algunos de sus aportes a nuestro bienestar de modo que resulte beneficioso para ti y para todos los seres que te rodean.

1. Descubriendo un refugio interno

Cada uno de nosotros posee el potencial necesario para liberarse de los estados mentales que perpetúan el sufrimiento, y crear estados genuinos de felicidad. Y esto lo sabemos gracias a los descubrimientos y enseñanzas de grandes maestros como el Buddha y a la transmisión de las mismas que continúa hasta la actualidad.

Apreciar el significado de esto trae libertad y responsabilidad. Pero ¿acaso no es una gran motivación saber que la felicidad y la paz mental están en nuestras manos?

Lo más importante en nuestra vida depende solo de nosotros mismos. Esto es así porque la mente es el superpoder que nos hace a todos únicos y, a la vez, iguales, y que nadie nos puede quitar que se puede entrenar por medio de la meditación.

¿Meditación? ¡Sí!

La meditación es un entrenamiento para el desarrollo de la mente, y nos permite actualizar nuestra forma de percibir y responder de un modo más sano por medio de la familiarización con estados mentales virtuosos como la paciencia y la generosidad. En otras palabras, es una técnica de vida, como explica la monja y maestra Pema Chodron en su libro Tal como vivimos, morimos.

2. ¿Por qué meditar?

Imagínate por un instante viviendo tu vida tal como es ahora mismo, con sus altibajos, pero interiormente en paz y en armonía contigo mismo, con los demás y con el mundo en su totalidad. ¿Te gustaría?

Pues justamente aquí radica la motivación para meditar. A través de esta práctica milenaria también descubrimos mundos interiores desconocidos y nuevas posibilidades de vivir de un modo más sabio y feliz.

La meditación nos permite contemplar la vida y experimentar la verdadera libertad para actuar desde la propia elección, en vez de reaccionar desde los hábitos.

Es una herramienta de gran utilidad para la mayoría de personas, independiente de sus posturas filosóficas. Sin embargo, como practicante del budismo majayana, creo pertinente resaltar que la meditación es una de las seis paramitas, lo que pone de relieve su importancia en el desarrollo espiritual. 

Si aún no has podido verla, te invito a escuchar la charla magistral sobre la meditación que impartió el ven. Lama Rinchen Gyaltsen desde mi tierra natal —Colombia—.

3. ¿Cómo meditar?

Para que cualquier práctica meditativa funcione, la monja y maestra Yetsunma Tenzin Palmo sugiere —en su libro Reflejos en un lago del Himalaya. Budismo desde la experiencia— que la mente que está meditando y el objeto de meditación deben fusionarse. Uno tiene que absorberse por completo, entonces ocurrirá la transformación.

A continuación, encontrarás algunos puntos importantes a tener en consideración:

a) Meditar con una motivación pura y genuina

Este es el punto de partida. La motivación impulsa la acción consciente y nos permite ir haciendo reajustes por el camino. Luego, debemos aprender a no hacer nada y solo estar presente.

b) Desarrollar la calma mental

Como sabemos, existe una conexión directa mente-cuerpo. Por eso las meditaciones comienzan con la calma mental —shamatha en sánscrito o shiné en tibetano—. Así aprendemos a habitar un estado de descanso y flexibilidad física y mental a través de un objeto meditativo.

c) Emplear la postura meditativa correcta

Enseñamos a que nuestro cuerpo y mente descansen en el presente: el cuerpo a través de la postura correcta —la de Vairochana—, y la mente a través de la respiración, logrando estabilidad meditativa.

d) La práctica de dejar ir

Inhala… Exhala… Toma unos minutos para simplemente sentir el aire entrando y saliendo. 

¿Lo hiciste? 

Personalmente, cuanto más practico la respiración consciente, más segura estoy de que es mi mejor aliada. ¿Te pasa lo mismo? La respiración es sumamente importante. Nos permite descansar, cortar la mente discursiva, conectar con el presente y experimentar la impermanencia.

Cuando un estudiante se quejó a mi maestro Ajahn Chah de que no tenía tiempo para meditar debido a su vida atareada, Ajahn Chah se rió y dijo: “¿Tienes tiempo para respirar? Si estás decidido, simplemente debes prestar atención. Esta es nuestra práctica, dondequiera que estemos, pase lo que pase: respirar, estar completamente presente, ver lo que es verdad”.

 

—Jack Kornfield, Después del éxtasis, la colada. Cómo crece la sabiduría del corazón en la vía espiritual. Capítulo 3 (Traducido del inglés)

Esto me enseñó que… 

¡Lo más simple es lo más importante!

e) Crear un espacio físico y temporal para meditar

En este camino he tenido la fortuna de aprender de la mano de un maestro genuino, ven. Lama Rinchen Gyaltsen a quién respeto y agradezco inmensamente sus enseñanzas. Algunas de ellas han sido:

  • Construye tu cueva, que significa crear un lugar propicio para la práctica meditativa, un lugar tranquilo, silencioso, donde no haya ninguna distracción externa. Esto nos ofrece el tiempo y el espacio para ir hacia adentro y atender el desequilibrio interno.
  • Simplifica tu vida, ya que nuestro éxito depende del tiempo y de la energía consciente que invertimos en el presente.
  • Desarrolla tu rutina matinal programando con anticipación la práctica meditativa.

f) Entrenar la paciencia y la constancia

La meditación es un método para ser empleado durante toda la vida. La práctica es la recompensa en sí misma, así que no debe existir prisa. Cada sesión debe ser vivida como si fuera la primera y última oportunidad de ir a ese encuentro con nosotros mismos. La paciencia y la constancia son los propulsores para crear familiarización con estados mentales positivos y que estos se vean fortalecidos. Y esto ocurre gracias a la plasticidad de nuestro cerebro

4. Los beneficios de la práctica meditativa

La meditación es un medio para despertar… y quizás te preguntes ¿a qué despertamos?

¡A la vida!

Gracias a la práctica tomamos el control de nuestra vida. Salimos del drama y del sufrimiento al convertir todo lo que nos sucede día a día en oportunidad de crecimiento, llevándonos a vivenciar la aceptación y la comprensión genuina de la realidad. Y esto se suma a los innumerables beneficios que trae consigo la práctica meditativa, tanto a nivel físico como psicológico. En general, la meditación trae bienestar, mejora la calidad de vida y es una fuente importante de prevención de enfermedades. 

Incluso, solamente la práctica de la respiración diafragmática o abdominal es una de las principales técnicas utilizadas para el manejo de trastornos de ansiedad, estrés y ataques de pánico 1 (IN), 2 (IN). También tiene un gran impacto en el cerebro.

Si no hacemos nada constructivo esperando que otros lo hagan por nosotros, evidentemente no pasará nada. Así que la primera etapa consiste en cultivar en nuestra mente las cualidades excelsas enseñadas por el Buda.

 

S. S. el Dalai Lama, La meditación paso a paso

 

¿Quieres caminar en la dirección de ser libre y feliz?

Puedes comenzar ahora con cursos impartidos en Paramita de la mano de un maestro genuino.

Este curso —disponible en formato autoestudio o interactivo— está repartido en ocho lecciones temáticas. En él aprenderás las herramientas principales para entrenar tu mente con éxito, tanto en la meditación como en la vida cotidiana… ¡y mucho más! 

La próxima edición comenzará el 4 de febrero del 2023. ¡Las inscripciones ya están abiertas!

Este curso de 6 lecciones se ofrece en formato autoestudio de forma gratuita. Te dará una visión panorámica de qué es la meditación, sus beneficios, las principales técnicas y accederás a diversas meditaciones guiadas. 

¡Que todo sea auspicioso!

¿Qué te aporta la meditación? ¡Cuéntanoslo en los comentarios! 

Lizeth Pedraza

Psicóloga clínica y neurocientífica, investigando los mecanismos neurobiológicos de la memoria, así como los marcadores neuronales de diversos trastornos neuropsiquiátricos como la depresión y el trastorno de estrés postraumático y sus posibles tratamientos. Buscadora en el camino hacia el despertar.

8 Comentarios

  1. Elina_Oliviero___

    Gracias Totales! muy didáctica, practica y deliciosa nota.

  2. Agustín

    Gracias. 🙏💙

  3. mayra.becerra243

    Inmensamente agradecida 🙏

  4. Maria Georgina

    Muchas gracias preciosa Lizeth!!!
    Totalmente de acuerdo con el artículo!!!
    Gracias, gracias, gracias…

  5. Raquel Ferreyra

    Excelente, que todos los que quieran puedan meditar!!! Gracias

  6. Lizeth Pedraza Correa

    ¡Gracias a todos por sus comentarios!
    Despertar a la vida es nuestra más preciosa oportunidad. Somos privilegiados de estar en este camino y ser parte de una comunidad sana que nos motiva a continuar día a día.

  7. Ana1977

    Gracias, Lizeth. Gracias al Lama Rinchen Gyaltsen y a su equipo. 🙏

  8. Ana1977

    Hola, Lizeth. Me podrías dar un correo electrónico para contactarte.

    Mi nombre es Ana María Duque
    Mi correo es [email protected]

    Saludos y gracias

Enviar un comentario

Otras publicaciones que podrían interesarte