Inicia sesión

Refugio, la entrada al camino de la liberación

La primera vez que escuché con atención una enseñanza budista coincidió con una etapa en la que mi vida parecía carecer de sentido. Estaba muy frustrada, deseaba ser feliz y estar en paz, pero no encontraba una satisfacción sostenible en ningún lugar. Me movía de un sitio a otro buscando seguridad, pero sin éxito en los intentos. Y en medio de esa gran confusión, como un faro que alumbra el camino, tuve la fortuna de toparme con las enseñanzas del Buddha.

En el desencanto, cuando nos rendimos a no conformarnos con espacios fugaces de satisfacción, surge la osadía de hacer un cambio y dirigirnos hacia la felicidad genuina. Naturalmente nos preguntamos ¿cómo se inició este giro en mi vida? 

Acompáñame en este artículo. En él consideraremos los puntos clave de tomar el refugio cuando surge en nuestra mente la aspiración de emprender el camino hacia la liberación.
 

Contenidos

  1. Del desencanto hacia el refugio
  2. ¿En qué me refugio?
  3. El refugio infalible
  4. La protección del refugio
  5. ¿Cómo sellar el acto de refugio?
  6. El refugio es el camino

 

1.  Del desencanto hacia el refugio

¿Alguna vez te has cuestionado dónde estás buscando tu felicidad? Todos hemos experimentado en algún momento la incómoda sensación de ser vulnerables y sentirnos desamparados. La ansiedad de perder las posesiones y los seres que amamos, el miedo a padecer dolor físico o emocional, la vulnerabilidad ante el abandono, el rechazo, la crítica… múltiples circunstancias que nos asustan y nos impulsan a buscar resguardo.

Ahora te invito a preguntarte, ¿dónde estás buscando tu sitio seguro? Pues, resulta que descubrir esa respuesta en nosotros es justo nuestra primera misión. En esencia, todos deseamos encontrar la felicidad y sentirnos protegidos, pero fracasamos en el intento continuamente.

Si observamos de cerca, no tardaremos en reconocer que la vida está compuesta de continuos instantes que oscilan entre picos de subida y de bajada. En unos momentos experimentamos felicidad y en otros un gran sufrimiento e insatisfacción. Estamos siempre ocupados y, sin importar cuánto adquirimos, nos seguimos sintiendo insatisfechos. Todos nuestros esfuerzos para sentirnos felices parecen dejarnos más defraudados. 

En un hermoso verso de su obra Bodhisatvacharyavatara, el gran místico Shantideva describe nuestra experiencia de una manera muy clara y directa:

Desean escapar del sufrimiento, pero de hecho
los seres se precipitan hacia él.
Aspiran a la felicidad pero, en su ignorancia,
la destruyen como si fuera su enemigo.

— Shantideva, La Práctica del Bodisatva: una traducción del Bodhisatvacharyavatara, 1/28

Hay un poder transformador en reflexionar sobre la naturaleza insatisfactoria de la vida mundana y es debido a que nos impulsa a ajustar la dirección que tomará nuestra vida. Las enseñanzas del Buddha nos muestran el camino a seguir, un método seguro que nos conduce a desvelar la felicidad genuina y duradera dentro de nosotros.

De hecho, el ven. Lama Rinchen nos inspira recordándonos que nuestra naturaleza es paz, es felicidad, y lo que añadimos en nuestras vidas —esos esfuerzos para buscar satisfacción fuera de nosotros— es sufrimiento. 

Entonces, ¿cómo desvelamos la felicidad genuina en nosotros?

La entrada al camino hacia la liberación requiere nuestra voluntad y una gran determinación. Y, según nos explican los maestros, el camino comienza cuando nos apoyamos en una guía genuina, la cual se conoce como las Tres Joyas. Ahora bien, necesitamos tener en cuenta que el impulso para buscar la dirección y protección suprema surge de tres causas principales: el miedo, la fe y la compasión.

Esa es la pregunta más importante de nuestra vida y su respuesta se encuentra justo en las enseñanzas del Buddha. El camino budista nos conduce hacia el encuentro con nosotros mismos, con nuestro potencial. Pero, para emprender el viaje de manera genuina, necesitamos dar un primer paso, el cual consiste en reconocer que nuestra situación actual es precaria.

Es natural que nos preguntemos la razón por la que este reconocimiento es clave. Y la respuesta tiene un sentido muy lógico. En nuestro estado actual, solo cuando tenemos claro que no tenemos alternativas, nos vemos motivados a hacer cambios profundos en nuestra vida.
 

2.  ¿En qué me refugio?

De acuerdo con las enseñanzas de El Bello Ornamento de la Triple Visión de Ngorchen Konchog Lhundrub, el miedo es la primera causa para situarnos bajo la protección de la Triple Joya, ya que al reconocer el dolor que experimentamos a causa de nuestras acciones dañinas, nos movemos hacia un refugio seguro que nos proteja del sufrimiento.

Existen muchos niveles de sufrimiento, pero estos pueden ser trascendidos. Para ello nos refugiamos en una fuente segura e infalible, las Tres Joyas, que consiste en el Buddha —el guía supremo—, el Dharma —sus enseñanzas— y la Sangha —la comunidad noble—.

Si nos adentramos más profundamente, encontraremos que las enseñanzas nos presentan una segunda causa para emprender tan noble camino, la fe. En el libro Tres Niveles de Percepción Espiritual, Deshung Rinpoché define la fe como una madre de la cual nacen los estados virtuosos. En el texto explica que la fe va antes que cualquier otra experiencia en el camino.

La fe hace posible la aspiración a la libertad de aquellas mismas fuerzas que causan nacimiento continuado, muerte y sufrimiento. Nos lleva a hacer los esfuerzos correctos que llevan a la liberación de aquellas formas de sufrimiento. Finalmente, la fe revela la “Ciudad de la Felicidad”. Una persona que tiene fe en las enseñanzas del Buda dará crédito a la posibilidad de obtener eventualmente la Iluminación y la felicidad perfecta, mientras que aquella posibilidad permanece cerrada para aquellos que no tienen fe en ella.

Deshung Rinpoché, Tres Niveles de Percepción Espiritual, p. 46

Y en un nivel aún más profundo se presenta la tercera causa que se distingue como suprema y que, a su vez, caracteriza el refugio majayana: la compasión. Esta se distingue por la firme determinación de salir del ciclo del sufrimiento para liberar a todo ser sintiente sin discriminación. La compasión es la causa de la iluminación.


 

3.  El refugio infalible

El objetivo del refugio consiste de las Tres Joyas: a saber, el gran enseñante (el Buda), la enseñanza de Iluminación y la asamblea de los bodhisattvas que han tomado el compromiso de trabajar incansablemente hacia el estado búdico. Hemos tomado refugio en las Tres Joyas si hemos resuelto formalmente y sinceramente apoyarnos en ellas como guías en el camino.

Deshung Rinpoché, Los Tres Niveles de Percepción Espiritual, p. 55

Una vez surge en nosotros la resolución de emprender el camino hacia la liberación, nuestra mente se dirige hacia el Dharma.

Imagínate que emprendieras un viaje navegando con un barco en el mar. ¿Cómo llegarás a tu destino? Pues, naturalmente necesitarás recibir las instrucciones de un experto en navegación, aprender a utilizar los instrumentos y estudiar el mapa de la zona que estarás navegando. También necesitarás apoyo si surge alguna emergencia y saber cómo la luz del faro te dirigirá en la noche oscura. 

Similarmente, el camino que emprenderemos implica un tránsito desconocido para nosotros, pero ya perfeccionado por el Buddha. Y sus enseñanzas, el Dharma, incluyen todas las instrucciones, la metodología y el mapa para recorrer el camino. Los acompañantes experimentados que nos ofrecerán refuerzo y apoyo son la Sangha. Y el Maestro es como el faro que nos guía en medio de la oscuridad, en él está contenida la esencia de las Tres Joyas y es también el medio a través del cual tenemos acceso al camino hacia la liberación. 
 

4.  La protección del refugio

Puede que te preguntes, ¿de qué forma me protegen las Tres Joyas? En esta etapa inicial es importante reconocer el poder que tiene el Buddha, el Dharma y la Sangha para resguardarnos.
 
El estado de budeidad resulta de la liberación de las perturbaciones mentales y emocionales. Al trascender nuestros oscurecimientos, logramos ver la realidad tal cual es. Es precisamente desde ese estado omnisciente que se manifiestan las excelentes cualidades del Buddha, y su expresión —el Dharma— llega hasta nosotros a través de las enseñanzas, y florece como estados espirituales que nos acercan a la realización del estado de iluminación. 

Khenpo Jamyang Tenzin explica de una hermosa manera que el Dharma, en su manifestación como estado espiritual, es justo lo que nos rescata de los altibajos del camino y nos mantiene en la dirección correcta. De hecho, el refugio no es una mera recitación, sino que es un estado mental, es una resolución interna que mediante la práctica y la comprensión lograremos desarrollar.

Al principio, la repetición de las oraciones de refugio puede parecer artificial, pero las palabras se irán llenando de significado a medida que nuestra comprensión evolucione gradualmente y se vuelva profunda a través del estudio, la contemplación y la meditación. En nuestra vida cotidiana, buscamos refugio en multitud de objetos para ganar cierta sensación de seguridad. Estos objetos pueden ser nuestras relaciones, trabajo, comida e incluso el entretenimiento y las distracciones. Pero al final estos objetivos no son de confianza. Al tomar refugio en el Buda, determinamos tomar como nuestro guía definitivo en la vida al estado del Despertar, libre de confusión. Al tomar refugio en el Dharma, tomamos la decisión consciente de seguir un modo de vida virtuoso que nos permitirá ver las cosas tal y como realmente son. Al tomar refugio en la Sangha, determinamos buscar el apoyo de otros que también siguen este camino y que han experimentado sus beneficios, en vez de buscar la compañía de aquellos que están más confusos que nosotros mismos. 

Khenpo Jamyang Tenzin, El Nido del Meditador, Vol. 2

 

5.  ¿Cómo sellar el acto de refugio?

La decisión de refugiarse en las Tres Joyas es un acto íntimo y personal. Proviene de la confianza que hemos cultivado en los beneficios del camino espiritual y en su poder para liberarnos del sufrimiento. Es necesario apoyar esta motivación con la certeza de nuestro potencial. El ven. Lama Rinchen nos ha enseñado que todos tenemos el poder de cambiar, el poder de desvelar los estados virtuosos y el poder de beneficiar a otros. Esta certitud es clave en el camino.

Cuando todos estos aspectos son evidentes, los maestros recomiendan sellar el acto de refugio mediante una ceremonia. Sin embargo, es meritorio tener presente que el refugio es un estado interno. Por lo tanto, puedes desarrollar la resolución de emprender el camino espiritual bajo la guía de la Triple Joya justo donde estás. Solo necesitas tener tus prioridades claras y cultivar una firme determinación en tu corazón.


 

6.  El refugio es el camino

El estado de refugio va madurando mientras avanzamos en el camino. Así como nuestros intereses han cambiado desde nuestra niñez hasta la edad adulta, de esa misma manera nuestra relación con las Tres Joyas se va transformando mediante el cultivo del estudio, la contemplación y la meditación

Así, vamos ganando certeza en su poder transformador y, a su vez, la confianza en nuestro potencial se incrementa. Como resultado, nuestra mente se irá resguardando bajo el amparo de la Triple Joya y, al mismo tiempo, la necesidad de buscar seguridad en los elementos externos disminuirá. 

Es en esta continua transformación donde lograremos acercarnos cada vez más al Buddha, el Dharma y la Sangha hasta descubrirlos en nuestro interior, incluso podemos continuar acercándonos hasta que la Triple Joya se vuelva indivisible con nuestra propia mente. Y así, el refugio nos conducirá de manera segura hacia la liberación.
 


 

Si deseas saber más sobre el refugio budista —la práctica cardinal del budismo— puedes acceder a los siguientes enlaces en los que S. S. el 42.º Sakya Trizin Ratna Vajra y el ven. Lama Rinchen nos ofrecen una enseñanza y una sesión de revisión detallada sobre el tema.

El refugio budista

 y

El refugio budista: sesión de revisión 

¡No te las pierdas!


 

¿Alguna vez te has hecho estas preguntas? ¿Has participado en la toma de refugio?

¡Relata tu experiencia en los comentarios!

 


 

Ruthmaris Nieves Martinez

Ruthmaris Nieves Martinez

Ruthmaris Nieves

Terapeuta Ocupacional, Gerontóloga y Administradora de Servicios de Salud. Trabaja en el mejoramiento de los servicios de rehabilitación física, la promoción de estilos de vida saludable y la prevención de lesiones. Es tutora en Paramita y practicante en formación del desarrollo espiritual.

18 comentarios

  1. Muchas gracias! Claro y profundo. Gracias por compartirlo generosamente.

  2. Muchas gracias Ruthmaris, tu artículo llegó a mi vida en el momento justo, gracias de verdad por tomarte el tiempo de escribirlo.

  3. Me alegro Fabian, espero sea de beneficio. Gracias por tus palabras 🙏

  4. Muchas gracias. Muy certero tu articulo. Particularmente si he tomado Refugio en Uruguay, en ocasion de la visita de Ven Lama Rinchen. Realmente fue una emocion que movio lo mas intimo de mi ser. Al tomar Refugio senti que mi compromiso con las enseñanzas del Buddha, se hizo mas presente, y me ayudan a tener mayor motivacion altruista, a la hora de pensar en los demas seres, y desearles tengan todos felicidad y las causas de la felicidad, y no descansar hasta lograrlo.

  5. Muchas gracias Ruthmaris. Muy inspiradoras las citas de los grandes maestros con las que acompañas tu reflexión.

  6. Muchas gracias por compartir sus bellas experiencias. Que sus practicas sean auspiciosas 🙏

  7. Buenas tardes!!! En un momento complicado de mi vida, aparecieron las enseñanzas, y me impactaron, todas me aportaban cambios y conocimientos, y me pase unos años escuchandolas y reflexionando y me di cuenta que este es el camino , y el 16 de abril de 2022 tome refugio con el venerable lama Rinchen Gyaltsen …y fue el trampolín, para seguir y seguir, desde ese momento, tengo plena confianza en el camino,entusiasmo, alegría….muchísimas gracias por el artículo.gracias, gracias gracias

  8. Muchas gracias Rhutmaris, concreto y a la vez profundo, muy buena reflexion,

  9. Muchas gracias Ruthmaris por este artículo. Me ha ayudado a reflexionar sobre la toma de refugio y veo que es ahora cuando este paso parece cobrar sentido por el punto del camino en que me encuentro. Infinitas gracias 🙏🙏🙏

  10. Me resuena mucho esta historia. Creo que estoy en ese punto de mi vida donde nada me llena, Las ganas de hacer el retiro Vipassana a toda costa, y sin entender mucho de que iba, me hacen creer que vienen de un llamado interno.

Deja una respuesta